2018: Gran año para el cooperativismo

Nuestra querida isla parece al garete, a la deriva con un liderato público sin norte.  A pesar de los  pesares, el movimiento cooperativo sigue su desarrollo y crecimiento como una respuesta natural a un sistema en proceso de muerte.

Desde unas 30 nuevas cooperativas de todo tipo, el crecimiento hasta llegar a un millón de socios es el resultado de este movimiento maravilloso que reúne a los mejores seres de esta patria.

Han surgido cooperativas de cine, de confinados, agrícolas, educación, de salud, etc.

Al finalizar este año, debemos reconocer a los cientos de  líderes voluntarios de cada comunidad que el día a día viven la ilusión de otro país, al que tenemos. Esa realidad les molesta a los oídos de los egoístas y de los que viven del dolor y la necesidad ajena.

Viva el espíritu renovador del cooperativismo y la solidaridad. En 2019 mi deseo de una mayor conciencia común. Nos salvamos juntos o nos perdemos solos.

Aspiramos a un Puerto Rico; sostenible, inclusivo, participativo, solidario, justo, saludable y feliz. Casi na’,  se puede.

Nos toca a todos hacerlo, vamos por el Puerto Rico que va a ser. Somos la fuerza de  la solidaridad. Hasta la próxima. Puede escribirme a: rrodrig711@aol.com

¡Feliz Navidad!