41 camiones depositan ‘agremax’ en Peñuelas

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

La Policía logró repeler las decenas de oponentes a que se deposite ‘agremax’ en el vertedero de Peñuelas y abrió paso para que 41 camiones cargados con el material depositaran en esas instalaciones la madrugada del martes.

El grupo de manifestantes que se acostó en la calle -a la entrada del vertedero- para que los camioneros no pudieran entrar con la carga de ‘agremax’ fue removido por la Policía.

El manifestante Juan Román, de 73 años, fue arrestado en medio de la resistencia y llevado a un Centro de Diagnóstico y Tratamiento debido a que presentó problemas de salud, informó la Policia, quien también señaló que el arresto fue por alegado empleo de violencia o intimidación contra la autoridad pública, así como resistencia y obstrucción a la justicia.

Manolo Díaz, portavoz del Campamento Contra las Cenizas de Carbón, se mostró indignado ante la movilización de la Policía -por parte del Gobierno- para permitir la reanudación de depósito de ‘agremax’ en el sistema de relleno sanitario Peñuelas Valley Landfill.

También expresó su indignación por la ausencia de la Junta de Calidad Ambiental (JCA) y pidió la renuncia de la presidenta Tania Vázquez.

 

La empresa que produce el agremax, Applied Energy Systems (AES) Puerto Rico, envió un comunicado de prensa en el que destacó la Agencia federal de Control Ambiental (EPA por sus siglas en inglés) no tenía evidencia de que el ‘agremax’ era dañino a la salud.

 

AES: “La directora de la EPA, Carmen Guerrero ha expresado claramente que la agencia que dirige no ha identificado riesgo inminente a la salud para los ciudadanos de Peñuelas tras el uso del producto en el vertedero.

La gerencia, los empleados, contratistas y todo ese inmenso grupo de puertorriqueños que buscan sacar a Puerto Rico hacia delante se les hace difícil entender las intenciones de estos grupos que protestan contra una operación que cumple con todos los requerimientos ambientales establecidos por la Junta de Calidad Ambiental (JCA) y por la EPA.
AESPR mantendrá el suministro del agregado manufacturado al vertedero de Peñuelas para disminuir el uso de tierra virgen de nuestras montañas, como sucede hasta el momento, y continuará dando apoyo a la industria de la manufactura con la solidificación de sus desperdicios líquidos”.

Por su parte, la administración del vertedero EC Waste también envió un comunicado de prensa en el que Ricardo Soto, portavoz de la compañía, hizo referencia a expresiones de la EPA y reiteran que seguirán recibiendo ‘agremax’ en esas instalaciones.

 

EC Waste: “Tal y como la EPA reafirmó en días recientes, las instalaciones de EC Waste están autorizadas a manejar estos materiales de una forma que es completamente segura para la salud y el medioambiente.
Estas actividades son consistentes con la política de la EPA de promover el uso beneficioso y la disposición segura de los residuos de combustión de carbón y sus derivados en sistemas de relleno sanitarios que cumplen con la Ley Federal sobre Conservación y Recuperación de Recursos (RCRA por sus siglas en inglés). Además, se provee una solución viable y segura para la acumulación de estos materiales en Guayama, situación que, si no se atiende oportunamente, puede afectar la generación de energía en Puerto Rico.
Estas actividades también están autorizadas en el plan de operaciones y permisos vigentes del Peñuelas Valley Landfill (PVL), según han sido aprobados en el pasado por la Junta de Calidad Ambiental.
Contrario a lo que indican los informes desinformados que pretenden cambiar la ley y los hechos, los operadores del sistema de relleno sanitario no necesitan solicitar autorizaciones adicionales para estas actividades, ya que tanto el manejo del ‘agremax’ como las operaciones fuera de horario regular en circunstancias especiales se contemplan en el plan de operaciones que está actualmente en vigor”. 

EC Waste informó que ha instado a las autoridades y a los tribunales a que hagan cumplir la ley “contra aquellos que han estado continuamente bloqueando, hostigando e interrumpiendo las operaciones” del sistema de relleno sanitario y su personal.

“Existe una orden judicial válida que establece claramente que las operaciones y el acceso no pueden ser interrumpidos por estas protestas. Respetamos el derecho de estas personas a la libertad de expresión y asociación; sin embargo, no pueden usar estos derechos como un truco para bloquear y afectar operaciones comerciales que están debidamente autorizadas”, manifesto Soto.

“La comunidad empresarial en general debe alarmarse al ver cómo un pequeño grupo de personas se ha adjudicado la autoridad de interferir con operaciones comerciales sólo porque están en desacuerdo con sus actividades. Esto es ilegal y las autoridades deben actuar de manera firme”, subrayó el portavoz.

El depósito de este agremax se une al depositado a mediados de julio cuando un total de 150 camiones acarrearon alrededor de 3,000 toneladas de agremax hasta esas instalaciones.