¿A quién beneficia el tener más tiempo para las compras?

Por Eva Judith López Sullivan, Ph.D

 

Una de las disposiciones de la reforma laboral firmada la pasada semana por el gobernador Ricardo Rosselló, incluyó la eliminación de la Ley de Cierre, que establecía restricciones a las operaciones comerciales los domingos y días feriados.

De acuerdo con la Administración actual, todos estos esfuerzos buscan generar empleos en el sector privado. Considero que tendrá grandes implicaciones en nuestra vida de pueblo. Traerá grandes cambios tanto para los trabajadores como para el mercado en general.

Me llamó la atención un anuncio de una megatienda pautado en un periódico de circulación nacional leía así: “Ahora tienes más tiempo para realizar tus compras por motivo de la eliminación de la Ley de Cierre” Y me preguntaba ¿será necesario más tiempo? ¿A quién le beneficia el tener más tiempo para las compras?

Podemos dar otras miradas a ese planteamiento y decir que ahora habrá menos tiempo para compartir en familia, el Día de las Madres, de los Padres y otros días. Puede significar que no todos los miembros de la familia podrán reunirse porque… alguno tendrá que trabajar. Esto no es que los puertorriqueños mantengamos la tradición cultural de celebrar esos días… es que el comercio como patrono le pedirá (exigirá), a sus empleados que trabajen. 

Por otra parte, uno de los cambios más evidentes es que ya los domingos no habrá góndolas cerradas ni productos prohibidos… en las megatiendas.  Los pequeños negocios estaban eximidos de esas restricciones a las ventas de productos. Ahora pequeños negocios como las gasolineras, colmados, farmacias, supermercados y panaderías tendrán que enfrentar la dura competencia de las megatiendas aun en esos periodos, los cuales representaban buenos momentos de ventas.   

Se habla que se contratarán más empleados porque los negocios estarán abiertos más horas. Bueno… pero con la reforma laboral esa mano de obra será más barata para los patronos. Menos ingresos para los empleados. ¿O será que acaben redistribuyendo la plantilla actual, tener menos empleados por turno?  

El director de asuntos corporativos de una megatienda ha dicho que con estos nuevos horarios “contribuimos a estimular el desarrollo económico de Puerto Rico.” ¿Cómo? ¿Se estimula el desarrollo económico dándoles más oportunidades a las personas para comprar en tiempos de estrechez económica donde la austeridad puede ser nuestro nuevo estilo de compras?  Si el consumidor no tiene dinero, ¿cómo va a comprar? 

A la pregunta inicial ¿A quién le beneficia el tener más tiempo para las compras? A las megatiendas, las grandes empresas que van a darle la estocada a los pequeños negocios al estar abiertos todo el tiempo. Ya no hay que ir a la panadería a comprar el pan y aprovechar y adquirir otros productos como el “syrup” de los “pancakes” que se acabó o papel toalla… ese respiro en ventas de las horas tempranas de los domingos pueden ser cosa del pasado.

¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

*