Abogados de Servicios Legales piden firma del convenio colectivo

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

La Unión de Abogadas y Abogados de Servicios Legales (UASL) paralizará las labores mañana -martes- con el reclamo de que la administración firme el convenio colectivo.

Unos 75 abogados tienen programado manifestarse frente a las oficinas de la administración en la #526 avenida Sagrado Corazón, en Santurce, a las 12:00 mediodía, informó la Unión en un comunicado de prensa.

“El pasado 14 de diciembre, en nuestra Asamblea Anual se aprobó la celebración de un paro el martes 8 día en que reiniciamos nuestras labores después del periodo navideño. El patrono nos recibe con más intransigencia al insistir en extender la agonía de no tener convenio. Mientras, los asesores legales sangran el presupuesto del bufete de los pobres”, denunció Manuel López Gay, presidente de la UASL.

Explicó que el convenio venció en junio pasado y que la UASL propuso que se firmara un contrato idéntico al existente que tendría vigencia por los próximos tres años.

No obstante, señaló, la administradora de Servicios Legales, Hadassa Santini Colberg, contrató un abogado patronal y un bufete que la representan en la mesa de negociación y ante la Junta de Relaciones del Trabajo.

La administración paga honorarios a los contratados del bufete de los pobres, “mientras pretende despojar a los abogados unionados de los derechos reconocidos mediante convenio por más de 25 años. Propone reducirle sus ingresos mientras aumenta la jornada laboral”.

La Unión señaló que, según los libros financieros de la SLPR, hasta agosto 2018, la corporación había pagado $77,000 en gastos legales.

La Unión también denunció que la administración de SLPR: “Unilateralmente, de forma caprichosa y sin justificación económica, nos han eliminado el bono de $750 y nos han reducido a 5% el bono de Navidad, disminuyendo sustancialmente nuestros ingresos; sustituir los bonos por “bonos de productividad” que la gerencia en el futuro determinará los criterios para su otorgación; despojar a los unionados de todos los derechos negociados en el convenio colectivo, incluyendo la reducción de las licencias por vacaciones, enfermedad y el horario flexible: aumentar el salario de reclutamiento, sin hacerle justicia salarial a los abogados que ya laboran para Servicios Legales y reducir sustancialmente la aportación al plan médico”.