Abogan por aprobación de nueva Ley de Armas

Por CyberNews

 

La estilista Wanda Torres Torres, herida de bala en el 2011 durante un asalto en su salón de belleza, favoreció la medida que crea la nueva ‘Ley de Armas de Puerto Rico’.

“Estaba cerrando mi negocio como a las 7:30 de la noche. Escuché un auto detenerse. Cuando me viré vi a un hombre, pistola en mano vino hacia mí. Sin mediar palabra me disparó abusivamente y recibí el impacto de un proyectil calibre .45 en el pecho a quema ropa”, narró Torres Torres, quien logró herir al asaltante.

“Me encontraba sola, mal herida, y llena de temor. Evitando un segundo disparo a punto de colapsar por la herida en el pulmón izquierdo y con 4 costillas rotas, por gracia de mi Señor Jesucristo, pude repeler el ataque con mi pistola cuya licencia obtuve luego de un agobiante y costoso proceso”, relató ante la Comisión de Seguridad Pública de la Cámara de Representantes.

“No me salvó un celular (aunque en ese momento conversaba con mi esposo) o un Policía. Me salvó la vida mi pistola (que tenía) en la cintura al lado de mi mano diestra y el entrenamiento que tenía. Como fui asaltada anteriormente, mi esposo, que es Policía, me llevaba al polígono para que obtuviera mi portación de armas y sacara mi licencia. Me acordé que mi esposo me decía “tienes que ser rápida porque si no te matan. Estos delincuentes vienen a matar”, espresó la mujer, quien defendió el Proyecto del Senado 1050 que propone una nueva Ley de Armas.

El representante Félix Lasalle Toro dijo que, con la información vertida, “la Comisión conoce la dirección que tomará respeto a la legislación en cuanto a los procesos burocráticos, lo económico y el tiempo. Desde el 2017 al 2019 se han solicitado sobre 27,000 licencias de las cuales 220 personas son las únicas que se le ha denegado. Lo que queremos decir es que tenemos un número de 26,780 personas que no son criminales.  Que son personas responsables que quieren defender sus hogares y sentirse seguras”.

Mientras, que el representante Jesús M. Ortiz González, expresó que el proceso tiene que ir dirigido a conseguir un balance entre garantizarle el derecho a los ciudadanos a tener acceso a un arma de fuego, cumpliendo con todas las de la ley, y que se tengan las salvaguardas necesarias para que las armas no caigan en manos de cualquier persona.

Torres Torres fundó el movimiento Mujeres de Armas Tomar, según explicó, para adiestrar a mujeres y parejas que tienen su debido permiso de tiro a hacer uso correcto de las armas de fuego como deporte o defensa, primordialmente considerando las medidas de seguridad como importantes e inviolables. A su vez, recomendó que la medida incluya que la persona se adiestre para poder manejar el arma.

Al mismo tiempo, en su carácter personal, el pastor de la Iglesia Bíblica, Emanuel René Pereira también favoreció el proyecto de ley al argumentar que, “el deseo de todos es vivir en un mundo donde no fuesen necesarias las armas, violencia, criminales, asesinos o maldad en las personas… ése no es el mundo en que vivimos”.

“Estoy aquí por varias razones, primero, porque reconozco la legitima defensa del ciudadano cuando su vida o la de los suyos corre peligro. Es un derecho esencial reconocido en la Constitución de Estados Unidos, pero igualmente es reconocido en la Palabra de Dios. Jesucristo rechazó el uso de la venganza, pero nunca rechazó ni condenó la legítima defensa. La Escritura muestra en varios lugares donde la gente de Dios muchas veces tuvo que defenderse de ataques y amenazas. Aun Abraham, llamado el Padre de la fe, se armó y armó a sus familiares para salvar a su sobrino Lot cuando fue secuestrado”, afirmó el líder religioso.

Informó que analizó los argumentos a favor y en contra de legislaciones como esta y, al examinar las estadísticas, observó que las leyes más restrictivas de control de armas de fuego no son un disuasivo al momento de bajar la incidencia criminal.

Resaltó que Illinois posee una de las leyes más restrictivas y severas para el control de las armas y sin embargo, está entre las primeras jurisdicciones donde hay mayor cantidad de muertes violentas por armas de fuego.

Mientras que Puerto Rico, cuyas leyes de control de armas de fuego son las más restrictivas y fuertes, según la publicación de diciembre 2017 de la revista Forbes, tiene el porcentaje más alto de muertes por armas de fuego en la región donde 8 de cada 10 muertes violentas son con armas de fuego.

“Hay una realidad que no podemos negar. En nuestro país la inmensa mayoría de las muertes violentas se llevan a cabo utilizando armas ilegales que los criminales pueden adquirir con facilidad en la calle. Están fuertemente armados y la ciudadanía está a su merced. Considero que es injusto que, para un ciudadano respetuoso de la ley y el orden, resulte tan difícil y oneroso conseguir un arma de fuego (legalmente) para defenderse”, indicó el reverendo.

El licenciado José Avilés Lamberty, del Frente Unido de Policías Organizados (FUPO), igualmente favoreció el proyecto de ley al destacar que cada día más policías abandonan la uniformada buscando mejores condiciones de trabajo, salarios y beneficios.