Aclaran situación con agua embotellada encontrada en Ceiba

 

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

El administrador de la Administración de Servicios Generales (ASG), Ottmar Chávez, y el secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP), Héctor M. Pesquera, aclararon la situación sobre el agua embotellada que se encuentra en Ceiba, Puerto Rico.

Chávez, explicó que “la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) reportó que tenía un exceso de agua embotellada en abril de 2018 y ASG muestra interés. Luego, la solicitud es aprobada y se reclama en mayo de 2018. La ASG solicitó ese exceso de inventario de agua a través del programa US GSA Surplus Property”.

En total, se reclamaron alrededor de 20,000 paletas de agua embotellada que el Gobierno federal reportó tener en exceso y que no había distribuido.

“El inventario es reclamado por ASG en mayo de 2018, antes de yo asumir la dirección de la agencia. Las entregas comenzaron el mismo mayo de 2018 hasta agosto de 2018, cuyos recipientes fueron 12 municipios y  la Corporación para la Difusión Pública de Puerto Rico (WIPR). Tras haber entregado más de 700 paletas, ASG recibió diversas quejas sobre el olor y sabor del agua recibida de FEMA por parte del municipio de Barceloneta y de la Corporación para la Difusión Pública”, añadió Chávez.

“Ante esto, hemos estado en contacto con FEMA porque vamos a devolver esas aguas al inventario del US GSA”, indicó el Administrador de ASG. El secretario del DSP precisó que, en base a la documentación recopilada, en ningún momento en la comunicación digital del agua en exceso se hace evidente que el agua embotellada estaba a la intemperie.

“Cuando ASG realiza el requerimiento de la mercancía, la evidencia de referencia en la fotografía de la publicación de US GSA muestra el agua embotellada en lo que aparenta ser un almacén. Desconocemos cuándo FEMA realiza el movimiento de todo ese inventario hasta que queda expuesto en la Base Roosevelt Roads en Ceiba”, explicó Pesquera.

El secretario del DSP aclaró, además, que “el agua no fue recibida por el Gobierno de Puerto Rico para repartir durante la emergencia, pues la misma estaba en la custodia de FEMA y no fue hasta abril de 2018 que se notificó que era inventario excedente disponible para solicitar”.

Así las cosas, el administrador de ASG, ordenó una investigación administrativa para identificar cómo surgieron los procesos y tomar las acciones correspondientes.