Adultos mayores se muestran cautelosos ante el zika

Un sondeo entre personas de edad avanzada reveló que ellos no creen mucho en la información que trasciende sobre el virus del zika y hasta lo catalogaron como una “enfermedad fabricada”.

Por Sandra Torres Guzmán

redaccion@esnoticiapr.com

Las estadísticas confirman un alza significativa en casos de zika en el país. Por todos lados se habla de sus efectos en las mujeres embarazadas, el contagio a través de relaciones sexuales y hasta la noticia ahuyentó a jugadores de Grandes Ligas quienes el pasado mes de mayo declinaron viajar a la isla por temor a este virus arboviral.

Pero, ¿qué piensa la ciudadanía sobre este arbovirus? Conversamos con algunas personas que frecuentan la Plaza Juan Ponce de León, más conocida como “La plaza de los perros” en el casco urbano de Ponce, las cuales catalogaron el zika como una “enfermedad fabricada”.

“Durante las últimas décadas hemos tenido muchas enfermedades creadas, por propósitos económicos. No se puede descartar que la mutación de ese mosquito sea producto de laboratorio”, dijo el adjunteño Luis Rodríguez Mercado, de 64 años de edad.

“Tristemente estamos ante esa realidad, porque en la industria hay mucho inescrupuloso”, agregó Rodríguez, quien es un industrial retirado.

Por su parte, el comerciante Ismael Rodríguez Pagán, aseguró que a diario escucha a la gente que pasa por su negocio diciendo que el zika “es más fabricado que enfermedad”

“El mosquito ha existido siempre y de momento viene una enfermedad tras otra y, ¿cómo el mismo mosquito puede causar diferentes enfermedades a la misma vez?”, sostuvo el propietario de Ponce Coin Shop.

“Han formado una tormenta en un vaso de agua. En Ponce hay más de 100 mil habitantes y todavía no conozco a nadie que le haya dado zika”, opinó Frank Verges Medina, pensionado del Departamento de Salud.

Mas la existencia del zika no ha sido un factor decisivo a la hora de protegerse contra la picada de este mosquito. La mayoría de los entrevistados se aferra a los métodos naturales para evitar el contagio y otras medidas que toman desde hace muchos años.

“Yo en casa tengo (plantas) menta, ruda, poleo, yerbabuena. Y hay gente que hace una mezcla con alcoholado, ruda,romero, pero yo uso ‘Off”, confesó el veterano Miguel Arroyo Camacho.

El hombre de 71 años, que trabajó en la industria petroquímica, aseguró tomar medidas preventivas ya que fue diagnosticado con malaria al regresar a la isla tras servir en el conflicto de Vietnam.

“Siempre salgo a verificar que no haya agua acumulada, mantengo todo drenado, desyerbo y por supuesto ‘escrines”, manifestó el ambientalista.

Mientras, la vendedora de billetes de lotería, Francisca Rodríguez Albizu, confía en los beneficios de las plantas medicinales.

“Tengo en casa la mata esa, mejorana, que ahuyenta los mosquitos y el abanico todo el tiempo para mantener el área fresca. No salgo de casa, pero cuando vengo a trabajar uso una crema natural que hace una señora aquí”, dijo Rodríguez Albizu de 76 años de edad.

Entre otros repelentes recomendados por los entrevistados, principalmente para aliviar el bolsillo y a la vez protegerse del zika, el dengue o chikungunya, se encuentran la citronela, aceite de eucalipto y vainilla.

“A falta de ‘off’, que compren suficiente vainilla, porque la vainilla funciona como repelente. Eso es un remedio dominicano”, recomendó por su parte Rodríguez Mercado.

Deja un comentario

*