AES advierte que llevará ‘Agremax’ a vertederos o cesa operaciones en Guayama

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

La empresa Applied Energy Systems (AES) informó que la próxima semana llevaría ‘Agremax’ (mezcla de ceniza de carbón) a uno de los tres vertederos que tienen contratados o de lo contrario detendrían las operaciones en la planta que tiene en Guayama.

La determinación de paralizar operaciones temporeramente responde, explicaron en conferencia de prensa, a múltiples factores, y uno de ellos, sería la aprobación de un proyecto de ley que prohibiría el depósito de estas cenizas en suelo puertorriqueño.

“Solicitamos al vicepresidente del Senado, ingeniero Larry Seilhamer, y a los honorables senadores de Puerto Rico, detener el Proyecto del Senado 81”, pidió Manuel Mata, presidente de AES Puerto Rico.

“Existe en este momento una iniciativa legislativa que es discriminatoria porque permite la importación y el uso de cenizas de plantas eléctricas de carbón de otras partes del mundo, mientras se restringe el uso de las producidas en Puerto Rico”, indicó.

Señaló que las operaciones de la planta, en Guayama, se podrían afectar con las ordenanzas aprobadas junto a los grupos de presión e iniciativas legislativas que impedirían el manejo de los subproductos de la combustión del carbón, tanto cenizas como materiales manufacturados.

“El espacio de almacenamiento del agregado manufacturado es limitado y una prohibición como esta, propuesta en el P. del S. 81, podría obligarnos a detener las operaciones temporeramente”, dijo Mata.

Resaltó que el director ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) declaró en vistas públicas que, en caso de detener la operación de la planta de AES, en Guayama, la consecuencia más inmediata sería la caída de la confiabilidad del sistema eléctrico, lo que podría ocasionar apagones.

“La AEE tendría que generar energía a un costo muy superior al actual con plantas que no cumplen con las regulaciones ambientales, lo que además incrementaría el costo de la electricidad que paga el consumidor puertorriqueño”, expresó.

Matta destacó que esta situación afectaría la confianza de los inversionistas en Puerto Rico, tanto para invertir en nuevas fuentes de energía, como para invertir en otras empresas e industrias.

“En todo este tiempo AES Puerto Rico ha tenido que asumir varias subidas del IVU, del CRIM, impuestos a corporaciones, costos de dragado del puerto aledaño a la planta y, a pesar de que las tarifas eléctricas han sido afectadas por la situación del país, AES Puerto Rico ha mantenido sus tarifas en un promedio de 8.5 cts/kwh: la más económica de todo el sistema”, enfatizó.

Insistió en que “todas las pruebas y datos científicos han confirmado la no toxicidad y detallado los usos beneficiosos de los subproductos de la combustión”.

No obstante, la empresa “ha estado sufriendo ataques injustificados y viciosos de grupos políticos y sociales que han puesto serias trabas a la operación de la planta al no permitir físicamente el uso de las cenizas y sus productos manufacturados para solidificar desperdicios líquidos de la manufactura, para base de carreteras o en cubierta diaria de vertederos como la misma EPA recomienda”.

La empresa resaltó que el Gobierno, a través del Departamento de Desarrollo Económico, trabaja con AES y otras empresas creando nuevas alternativas comerciales que redundarán en el desarrollo económico de la Isla. “Pronto se informará al País de estos proyectos que permitirán otros usos beneficiosos de los productos de AES”, indicó Mata.

Deja un comentario

*