Agricultores esperan por Autoridad de Tierras

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

SANTA ISABEL – Unas siete estaciones de bombeo que llevan agua a varias fincas en la costa sur tendrán que esperar que la Autoridad de Tierras compre los transformadores que las energizan y que se afectaron con el paso de huracán María.

Debido a que se trata de transformadores especiales, la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) no los tiene ni los compra, informó el ingeniero Rafael Rodríguez, director regional de esa corporación pública.

Representantes Manuel Claudio y Jacqueline Rodríguez / Foto Tony Zayas / tzayasponce@gmail.com

Los transformadores que necesitan, que los debe suplir la Autoridad de Tierras, colapsaron con el paso del huracán María el 20 de septiembre de 2017.

El pasado viernes, la Autoridad de Tierras entregó una certificación -fechada el 8 de noviembre- en la que aseguró que “la compra e instalación de los transformadores” se encuentra en el Departamento de Finanzas de la Agencia a la espera del proceso administrativo y ofreció un número de requisición.

Los agricultores han podido mantener las operaciones con un sistema de generadores de energía que implica la utilización de más combustible y que le acrecienta los costos, trascendió el viernes durante una vista pública de la Comisión de Desarrollo Económico del Área Sur Central.

El representante Manuel Claudio Rodríguez, presidente de dicha Comisión, explicó que -en septiembre pasado- realizaron una vista ocular porque los agricultores se estaban quejando de que no era cierto que todas las estaciones de bombeo que le suplen agua estaban en operaciones.

En estas estaciones está la maquinaria que extrae agua de pozos o del acuífero para ser distribuidas en las fincas de Salinas, Santa Isabel y Juana Díaz, en su mayoría sembradas con hortalizas.

La vista pública reveló que -en septiembre pasado- habían 32 unidades fuera de operaciones porque no estaban energizadas, explicó el Legislador. La AEE desarrolló un plan con el que logró restaurar una veintena de ellas, pero siete están fuera de operación a la espera de los transformadores y otras tres colapsaron por lo que no podrán ser restauradas y habría que construir una nueva estación de bombeo.

Santa Isabel / Foto: Tony Zayas / tzayasponce@gmail.com

“Tengo entendido que tres no se van a poder volver a operar porque se derrumbaron los pozos y habría que reconstruirlas”, indicó Claudio Rodríguez antes de señalar que “actualmente están operando de 20 a 25 estaciones”.

Wilbert Vélez, director regional de la Autoridad de Tierras, informó que “las fincas están operando, lo que sucede es que le cuesta (más dinero) porque tienen que invertir en combustible”. Aseguró que la cosecha de hortalizas está entre un 90% a 95%.

La representante Jacqueline Rodríguez, quien también participó de la vista pública, informó que “las fincas están operando a más de un 90%; y con relación a los empleos, en estos días ha estado circulando que se están reclutando empleados en todas las fincas entre Juana Díaz y Santa Isabel”.

Vélez resaltó que sí hubo pérdida de empleos agrícolas, esto tras el paso del huracán María, fue por decisiones del obrero “no porque no tuviera un sitio donde trabajar”.

 

Remedio para la carretera sin terminar

Santa Isabel / Foto: Tony Zayas / tzayasponce@gmail.com

La Comisión también realizó una vista de inspección en la comunidad Descalabrado y el barrio Ollas, en Santa Isabel, para conocer de primera mano las denuncias de los residentes de que una subasta para construir la carretera que cruza el barrio excluyó un importante tramo de la vía.

El representante Claudio Rodríguez explicó que el municipio se comprometió, con la Autoridad de Carretera en asfaltar la antigua vía en lo que identifican fondos para poder reconstruir dicho tramo.

No obstante, el mayor problema en la comunidad es que se trata de una zona inundable y las familias quedan sin acceso a sus hogares cuando llueve. El Representante dijo que en el futuro estarían estudiando la posibilidad de que el municipio pueda reubicar ese grupo de familias. “Lo más preocupante es la cercanía de estas familias al río”, dijo.

Mientras, los vecinos reclamaron que arreglen el problema de alumbrado que desde el paso del huracán María no tienen y que coloquen protección en un tramo donde una valla colapsó debido a un deslizamiento de tierra.

“Vamos a ver de qué manera se le devuelve el alumbrado al sector”, dijo Claudio Rodríguez.