Alarmante la depresión en los adultos mayores

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

Los cambios vitales que conlleva el envejecimiento pueden provocar depresión, principal causa de problemas de salud y discapacidades en el mundo.

La depresión es frecuente entre las personas de edad avanzada, aunque se tiende a pasar por alto esta situación por lo que los adultos mayores afectados no reciben tratamiento, informó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Dicho organismo estimó en más de 300 millones la cantidad de personas en el mundo que viven con depresión, un incremento de más de 18% entre 2005 y 2015.

“Estas nuevas cifras son un llamado de atención a todos los países para que reconsideren sus enfoques sobre la salud mental y la traten con la urgencia que merece”, expresó doctora Margaret Chan, directora general de la OMS.

“La depresión nos afecta a todos. No discrimina por edad, raza o historia personal. Puede dañar las relaciones, interferir con la capacidad de las personas para ganarse la vida, y reducir su sentido de la autoestima”, señaló por su parte, la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa F. Etienne, quien destacó que “la depresión más grave se puede superar con un tratamiento adecuado”.

La falta de apoyo a las personas con trastornos mentales, junto con el miedo al estigma, impide que muchos accedan al tratamiento que necesitan para vivir vidas saludables y productivas.

La depresión es una enfermedad que se caracteriza por una tristeza persistente y por la pérdida de interés en las actividades con las que normalmente se disfruta, así como por la incapacidad para llevar a cabo las actividades cotidianas, durante al menos dos semanas.

 

Asociada a otras enfermedades

La depresión entre las personas de edad avanzada va asociada normalmente a afecciones físicas, como cardiopatías, hipertensión, diabetes o dolor crónico; a acontecimientos vitales difíciles, como la pérdida de la pareja; y a una disminución de la capacidad para hacer cosas que antes se podían hacer, mencionó la OMS.

La OMS ha identificado fuertes vínculos entre la depresión y otros trastornos y enfermedades no transmisibles. La depresión aumenta el riesgo de trastornos por uso de sustancias y enfermedades como la diabetes y las enfermedades del corazón; lo contrario también es cierto, lo que significa que las personas con estas otras condiciones tienen un mayor riesgo de depresión.

Y precisamente son las personas de edad avanzada las que corren un mayor riesgo de suicidio, destacó la OMS.

Pero la depresión se puede tratar. Hay diversos tipos de tratamientos entre ellos, terapia de conversación, medicación antidepresiva o una combinación de ambos métodos. Si usted se siente desanimado o cree que puede estar deprimido se le recomienda que dialogue de sus sentimientos con alguien de su confianza.

La OMS le recomienda hablar con un profesional o con su médico si cree que está deprimido. También recomienda no abandonar las actividades que siempre le han gustado, o buscar alternativas si ya no le es posible realizarlas.

 

No se aísle

Mantenga el contacto con familiares y amigos. Coma a intervalos regulares y duerma suficientes horas. Si puede, haga ejercicio regularmente, aunque se trate de un pequeño paseo. Evite o limite la ingesta de alcohol y tome solo los medicamentos que le prescriba su médico.

Deja un comentario

*