Alcalde advierte a la JCF: no más recortes

Por Sandra Caquías Cruz

redaccion@esnoticiapr.com

 

El alcalde de Villalba, Luis Javier Hernández, aseguró que si la intención de la Junta de Control Fiscal (JCF) al escogerse ese municipio para el plan piloto va dirigida a imponer recortes en esa administración «en mí no tienen un aliado».

«El municipio de Villalba ya hizo la mayoría de los recortes que podía hacer, durante todos estos pasado años. Yo me bajé el sueldo, se le bajé a los jefes de dependencias; entró una reducción de jornada; eliminé fiestas patronales; reduje el bono de Navidad. En términos de medidas de austeridad, nosotros llevamos tomando medidas todos los años, a mí eso no me preocupa, lo que me gustaría de este ejercicio es que ellos (JCF) comprendan como (el quitarle) los mal llamados subsidios, que son transferencias gubernamentales, afectan la operación y los servicios que ofrecemos», indicó.

Explicó que los municipios quieren evidenciar a la JCF «cómo del presupuesto municipal asignamos (fondos) a gestiones que le competen al estado, sin recibir asignaciones para esos fines».

Los alcaldes han denunciado -durante años- que por ser los servidores públicos más cercanos a los ciudadanos asumen, con fondos del municipio, funciones estatales como, mejoras a las carreteras estatales, desyerbos en esas vías y otros servicios que se supone los realicen las agencias, pero a la espera del mismo, los ayuntamientos optan por ofrecerlo y ponerle fin al problema. 

A esto se suman los servicios de seguridad que pagan los municipios a sus respectivas Policías municipales, cuando el estado tiene la Policía estatal. Muchos de los policías municipales son escoltas, choferes de los alcaldes o están designados a velar instalaciones municipales y en ellas orientan al turista que las visitas.

Hernández indicó que desde que la JCF entró en funciones están escuchando que al 2024 dejarán de recibir los subsidios por lo que para esa fecha estarán realizando un presupuesto sin contar con esos fondos estatales.

Advirtió que, si quitaran esos subsidios, de los 78 municipios, habría 68 administraciones municipales «que entrarían en problemas fiscales serios». 

Destacó que, si aprueban la iniciativa del Consorcio Energético, los cinco municipios que lo integran, no tendrían grandes problemas fiscales, «pero esto no es una cuestión de cinco municipios, es una cuestión del País».

La eliminación de municipios, según dijo, «suena romántico y políticamente atractivo», pero en la práctica no sería sencillo. Jaresko le indicó al grupo de alcaldes de la montaña, que no tiene una propuesta concreta de los llamados condados. «Ella dice que lo que tiene que ver con condado, no está en su lista de prioridades», indicó. 

«Ella quiere conocer los modelos de gobernanza de nosotros (10 municipios seleccionados) para ver si eso se puede ampliar a otros municipios. Nosotros estamos dispuestos a participar bajo los criterios que ellos plantean, de colaboración, no de intervención, pero todos estamos bien pendientes a los pasos que ellos están dando». dijo. 

Indicó que tanto el ejecutivo como el legislativo han trabajado medidas que le pudieran ayudar a palear lo que ocurriría en el 2024, cuando dejen de recibir los subsidios gubernamentales.

¿Siente que la Junta se está metiendo en los municipios?, se le preguntó. «No. Hasta ahora no lo puedo decir, después, en el trayecto lo puedo contestar, pero hasta ahora veo una actitud de colaborar, espero que no cambie», dijo.

Jaresko informó a los alcaldes que, en las próximas semanas, tendría entre tres a cuatro reuniones con ellos para darle continuidad a las gestiones. Mientras, los ayuntamientos estarían recibiendo asesoría para la entrega de toda la documentación que le fue solicitada, entre ella un plan a cinco años con el presupuesto.

Hernández señaló que la determinación de escoger estos 10 municipios fue de la JCF. «Villalba no está en superávit», aclaró.