Alcaldes convocan vigilia frente a Ciencias Forenses

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

La Asociación de Alcaldes de Puerto Rico convocó a familiares y amigos de personas fallecidas cuyos casos se encuentran atrasados en el Instituto de Ciencias Forenses (ICF), a una vigilia mañana martes, 5 de febrero a las 4:00 de la tarde frente a las facilidades para denunciar la situación que atraviesa esas instalaciones del ICF, en la Calle Maga, esquina Casia en Río Piedras, cerca del Hospital de Veteranos. 

“Cada día son más las familias que sufren por el desastre en que se encuentra sumida esta institución, que está bajo responsabilidad directa del gobernador Rosselló, ya esto no es culpa del Huracán María, nunca en la historia de Ciencias Forenses habíamos visto un desastre de tal magnitud y lo peor es que no hay un plan para resolver el ataponamiento de cadáveres. Por eso es que nosotros, los alcaldes de Puerto Rico estamos del lado de los que están sufriendo las consecuencias y esta vigilia es un llamado serio a la acción”, expresó el presidente de la Asociación y alcalde de Cayey, Rolando Ortiz Velázquez.

La abogada Gretchen Hau Irizarry, directora ejecutiva de la Asociación, organismo que agrupa 45 alcaldes del Partido Popular Democrático (PPD), relató que la crisis se evidencia en la vergüenza que sienten los empleados de Ciencias Forenses, quienes han sido instruidos a dejar cadáveres en el suelo de una sala de patología, cuando se supone que estén en neveras, como dicta el protocolo de seguridad y salud pública. 

“Las fotos han sido publicadas en la prensa y examinadas por todo el mundo. Lo peor de todo es que la nueva directora está tratando de intimidar a los empleados, lo que evidencia que la situación allí dentro seguramente es peor de lo que imaginamos. Las familias no merecen este calvario”, dijo.

Hau Irizarry cuestionó que el Gobierno haya informado que “aparecieron $5 millones para resolver la situación, cuando previamente habían insistido en que todo estaba bien”.

Explicó que la crisis en el ICF se intensificó luego del paso del huracán María, en septiembre de 2017, y que luego hubo una saga de despidos y renuncias de los encargados hasta el pasado 28 de enero cuando reconocieron que tenían 125 cuerpos esperando por autopsias, sin incluir los que están sin identificar. 

Por su parte, la alcaldesa de Salinas, Karilyn Bonilla, se expresó solidaria con las familias que esperan por sus fallecidos “y también por los empleados que están dando el máximo en las peores condiciones laborales. El problema aquí está en la inacción de Fortaleza. No hay un plan claro para resolver la situación, con tratar de desviar la atención y decir que piensan hacer algo, no se logra nada. El dolor de las familias sigue ahí y no hay quien les indique una fecha de entrega de los restos de sus seres queridos”.