Alcaldesa cataloga de “inhumano” el traslado de refugiados

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

La alcaldesa de Ponce, María Meléndez Altieri, catalogó como “inhumana” y “apresurada” la decisión de trasladar a sobre un centenar de refugiados de dos escuelas a centros comunales de residenciales públicos.

“Sabemos lo importante que es que las personas que sufrieron algún tipo de pérdida que les impide regresar a sus hogares cuenten con un techo seguro. No favorezco que los muden a lugares que no son seguros o que no le dan la tranquilidad y la privacidad que cada familia necesita”, destacó.

El Departamento de la Vivienda trasladó 109 refugiados de las escuelas Lila Mayoral y Santa Teresita para los centros comunales de los residenciales Dr. Pila y Ernesto Ramos Antonini, en Pámpanos.

La Alcaldesa aclaró que el municipio de Ponce no tiene nada que ver con esas decisiones. El Departamento de la Vivienda es el encargado de los refugios y para ellos contrató diversas compañías.

“Desde el primer día en el que surgió la emergencia hemos estado brindando apoyo a los refugiados, a la compañía Individual Management -encargada de los refugios- al Departamento de la Vivienda y al Departamento de Educación”, dijo.

Explicó que había recomendado públicamente, al secretario de la Vivienda, Fernando Gil, que asignaran fondos para vouchers y se les proveyera asistencia para el pago del depósito de agua y luz. Además, recomendó reutilizar las residencias que han sido abandonadas por sus dueños y que están en riesgo de convertirse en estorbos públicos.

“Han pasado dos meses desde el huracán, sabemos la devastación causada en miles de viviendas, pero también es claro que los estudiantes deben comenzar sus clases pronto para que no pierdan su semestre, en especial las que tienen estudiantes graduandos. Por lo que tienen que buscar alternativas para salvaguardar los derechos de todos”, insistió Meléndez Altieri.

Ponce tuvo 13 refugios con sobre 1,200 refugiados, algunos de estos regresaron a sus viviendas y otros se mudaron con familiares o fueron ubicados en complejos de vivienda pública.