Alcaldesa de Ponce defiende sus decisiones

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

La alcaldesa María Meléndez se defendió de las críticas que recibe por la cantidad de años que cientos de empleados del municipio llevan en jornada reducida mientras el municipio continúa contratando personal.

Meléndez Altieri, quien está en el tercer término, realizó una serie de gráficas para señalar que ha sido austera si la comparan con administraciones anteriores. Ponce encabeza la lista de los municipios con el mayor déficit del país.

“Estuvimos compilando y evaluando los datos de las contrataciones del municipio para fines de poner en perspectiva las acciones que hemos tomado para ajustarnos a la crisis económica y los nuevos retos que enfrentamos todos los municipios”, expresó en declaraciones escritas.

Señaló que entre el 2018 y 19, el Gobierno central le impuso al ayuntamiento una carga de $4.5 millones que desglosó: CELI – $2,001,315; Pay Go – $1,709,045 y seguros $777,820. También señaló que la Junta de Control Fiscal le retuvo el dinero de la Contribución Adicional Especial (CAE)  “apropiándose de fondos federales de FEMA ya asignados al municipio”.

Indicó que en los recortes a las finanzas del municipio hay un total de $10.7 millones divididos en: CRIM – $8 millones; arbitrios de construcción (desde 2015) – $1.2 millones; Patentes – $708,379 e IVU – $1.4 millones. Señaló que el impacto de esos recortes alcanza los $7.5 millones en el año fiscal 2018-19.

“La Alcaldesa no vendió sueños durante su campaña. Se comprometió a trabajar por Ponce, a buscar maneras de reestablecer y fortalecer las finanzas municipales sin afectar los servicios al pueblo y así se ha hecho hasta ahora”, aseguró.

Meléndez Altieri dijo que el exalcalde Francisco Zayas Seijo le dejó un “presupuesto inflado” de $116 millones y al presente el presupuesto de Ponce ha bajado a $82 millones. “Se ha reducido en $34 millones”, indicó.

Explicó que cuando asumió las riendas del municipio el gasto en la nómina representaba el 52% del presupuesto municipal y al presente “la nómina de los empleados del municipio de Ponce representa un 47% del presupuesto o $38 millones (anuales)”.

“El municipio ha reducido sus gastos de contratación de $30 millones que fueron los que se heredamos de Ico Zayas a $5.7 millones.  Con sus fluctuaciones a lo largo de los años, la reducción hasta el año fiscal 2017 es de prácticamente un 20%”, indicó.

“Hay quien repite como el papagallo que si cancelamos los contratos se puede restituir la jornada laboral. Falso. Hemos dejado establecido que la nómina con la actual reducción representa un 47% del presupuesto por lo que requeriría de no menos de unos $10 millones en ingresos anuales para el municipio para poder restituirlos”.

“Han querido decir que si se eliminan contrataciones de servicios legales se puede restituir la jornada laboral. ¡Falso!  Los gastos legales representan en promedio, menos de un 1% del presupuesto.  ¡Con eso no puede restituirse la jornada!”, dijo.

Señaló que “idéntica cantaleta con la partida de gastos de representación, artísticos y de publicidad.  ¡Falso también!  Esto gastos representan en promedio, menos de un 1% del presupuesto.  ¡Con eso no puede restituirse la jornada!”.

Explicó que implementaron la reducción de jornada laboral en el 2014 mediante la Ordenanza 58 y que para ese entonces se le aplicó a un 23% de los empleados. “Actualmente solo el 32% permanece en una reducción de jornada de 20 horas semanales”, dijo.

“Para el año fiscal 2018-2019 tenemos un ahorro de $6,942,038.89, pero ese ahorro nos ayuda a balancear el presupuesto con las imposiciones del gobierno central y de la Junta de Supervisión Fiscal”, señaló.

Indicó que el ahorro en el presupuesto durante los pasados cuatro años fue de $27.7 millones. “La  reducción  de  jornada  no  es  suficiente  para  atajar  la  crisis.  Por  eso,  hemos  reducido  la contratación de servicios profesionales dramáticamente en los últimos cuatro años”, indicó.

Sobre la contratación de personal con salarios altos, señaló que “muchos municipios han recurrido a contrataciones similares a mayor costo”.

Respecto a los sueldos de empleados sobre $70,000 y contratos de cuantías altas, indicó que todos los gerenciales y directores tienen un 10% de reducción de jornada de su sueldo contratado. “Ellos están trabajando en aumentar la eficacia y productividad de las operaciones y servicios municipales y a su vez se encuentran reestructurando las dependencias”, indicó.

De las críticas por el reclutamiento de nuevo personal, señaló que las ordenanzas municipales permiten la contratación de nuevo personal de confianza. “No podemos correr un municipio sin directores y gerentes. Desde que declaramos la Emergencia Fiscal, hemos reducido los puestos de confianza y se han consolidado oficinas y departamentos”, señaló.

Municipio de Ponce