Alegan Ponce tendrá cacería de brujas por construcciones y negocios ilegales

Por Eduardo L. Questell Rodríguez

@elquestell

redaccion@esnoticiapr.com

 

PONCE – Haciendo referencia el proyecto número 8, a la situación económica por la que atraviesa la administración municipal, -ayer lunes- la Legislatura ponceña aprobó una ordenanza con el fin de establecer un programa de voluntariado para los empleados municipales, que busca allegar más fondos a las arcas.

El fin de la ordenanza es desarrollar un ejército de inspectores y recaudadores voluntarios que a través de una ruta designada por el MAP, dándole prioridad a los empleados que se encuentran en jornada parcial, recorran la ciudad identificando hasta 10 casos en su vehículo personal residencias que le hayan hecho mejoras estructurales o construcciones en curso para someter un informe y rendirlo a la oficina de permisos. De igual forma deben identificar rotulos ilegales o negocios que esten operando ilícitamente, todo eso desde su vehículo personal. Por ese trabajo recibirían una bonificación de $10 si es en la zona urbana y de $20 de ser en zona rural.

El proyecto fue expuesto ante los legisladores por el Sr. Gilberto Claudio, gerente administrativo del MAP, quien explicó y contestó preguntas sobre los riesgos a los que podrían exponerse los empleados.

«(Los empleados)no van a intervenir, lo van a hacer desde su vehículo. Luego de la inspección del vehículo en marcha, someterán la información, para luego que el personal adiestrado y facultado en ley sea quien intervenga con las personas», aclaró Claudio.

El portavoz de la minoría popular, Irizarry Pabón le sugirió al sr. Claudio que en vez de hacer este voluntariado o como complemento se debía utilizar el programa que mantiene el MAP en una estación radial de la ciudad, para orientar sobre este programa y las penalidades en ley a las que se exponen los violadores de los estatutos de la oficina de permisos. La sugerencia fue vista con buenos ojos y Claudio se comprometió a acogerla.

Por otra parte el legislador Norberto Rodríguez presentó una moción para que se excluyera de empleados que no pueden acogerse a este programa de voluntariado a los policías municipales.

«No puede participar el personal de confianza ni la policia porque hay conflicto de interés», opinó el legislador y ex comisionado de la policía.

En el momento de argumentación el Dr. Irizarry Pabón criticó fuertemente la medida y catálogo de «chotas bajo contrato» a los empleados municipales que se presten para esto.

En un aparte con Es Noticia el galeno se reiteró en sus palabras hacía los empleados y fue más lejos al explicar cual debió de ser la ruta a tomar.

Yo creo que es mejor que los departamentos de Recaudaciones y Finanzas presenten al pueblo una campaña de orientación. Me parece que esto es inconstitucional y representa un conflicto de seguridad para los empleados por solo $10. Los empleados van a estar estar exponiendo sus vehículos y hasta su integridad física. La mejor solución a l problema es devolverle la jornada completa a los empleados expertos en esto que ya tiene el municipio y resolvemos el asunto», concluyó el legislador popular.

Cacería de brujas y una humillación

La presidenta de la unión United Steel Workers, Mayra Rivera, que representa a una porción de los empleados municipales, estuvo presente en la sesión legislativa y le confesó a este medio sentirse humillada e incrédula con la exposición del Sr. Claudio.

«El no sabe lo que es trabajar los permisos, no sabe que los inspectores están a 20 y 30 horas de jornada laboral. Sin ningún seguro los empleados exponiéndose desde su carro porque Claudio lo admitió aquí que ningún seguro del MAP cobijaría al empleado. Esto es una falta de respeto a los inspectores, técnicos y hasta a los recaudadores, lo que deberían es de devolverle la jornada completa. Luego de que los empleados hagan esa ruta tienen que someter un informe, entonces los compañeros inspectores tendrían que visitar el lugar nuevamente, eso es duplicidad de esfuerzos. Inclusive te digo más, es una humillación para los empleados que por $10 salgan a hacer un trabajo que el MAP tiene otros compañeros con el expertise», aseguró Rivera, quien ha laborado en la oficina de permisos por los pasados 21 años.

«En el pasado, 13 empleados nos metimos a la oficina del entonces administrador de la ciudad, Eliezer Velázquez y nos atendió. En aquella ocasión le dijimos que había millones en la calle, nos sentamos a hacer propuestas y fueron canalizadas por el director Camacho. Nos advirtieron que para justificar el subirnos las horas, teniamos que recaudar el dinero que les costaría en nómina y sobrepasarlo. Sobrepasamos las expectativas hasta por un 54%. Ese fue el impacto de rótulos por toda la ciudad que nos tomó 10 meses y medio, luego de eso nos volvieron a quitar las horas.

«En la oficina de permisos nunca han habido más de 4 o 5 inspectores, de una flota que tenía más de 15 vehículos ahora tienen solo 3 por estar prestándolos. Nosotros damos boleto de paralización y citación, porque esta oficina es un ente de facilitación no de cacería de brujas para cobrar multas monetarias. Definitivamente el trabajo sucio que no hace la administración, quieren que lo hagan los empleados chotas y es totalmente falso que en un mes se pueda hacer el trabajo», puntualizó Rivera.