Alertan a los adultos mayores a vacunarse contra la influenza

Para millones de personas, la influenza puede representar tener fiebre, tos, dolor de garganta, dolores musculares y fatiga durante una semana o más. Pero, ¿sabía usted que si tiene 65 años o más, aumenta el riesgo de que sufra graves complicaciones por la influenza, como neumonía?

“Los sistemas inmunitarios de las personas pueden debilitarse con la edad, lo que sitúa a los adultos mayores ante un riesgo mayor de sufrir graves complicaciones por la influenza”, expresó la médico Lisa Grohskopf, funcionaria de salud de la División de Influenza de los CDC.

Si bien la gravedad de las temporadas de influenza puede variar, las personas de 65 años en adelante son las que padecen un cuadro clínico más grave por esta enfermedad, en comparación con otros grupos etarios, durante la mayoría de las temporadas.

La vacunación contra la influenza reviste especial importancia en las personas de 65 años en adelante. Aunque la vacuna contra la influenza puede variar en cuanto a su efectividad, existen suficientes datos científicos que muestran que esta vacuna evita la enfermedad y las hospitalizaciones, incluso en las personas de 65 años o más, en las que es posible que la vacuna no surta el mismo efecto.

Los CDC consideran que las vacunas contra la influenza de la última temporada redujeron en el 45% el riesgo de tener que consultar al médico por un cuadro de influenza, en personas de 65 años en adelante.

Las vacunas contra la influenza se ofrecen en muchos lugares, como consultorios médicos, clínicas, departamentos de salud y farmacias. La mayoría de los planes de seguro médico cubren el costo de las vacunas recomendadas. La vacunación contra la influenza es un beneficio de Medicare.

Además de vacunarse contra la influenza, es importante que adopte hábitos saludables como cubrirse la boca cuando tose, lavarse las manos con frecuencia y mantenerse alejado de las personas enfermas. Si tiene 65 años o más y presenta síntomas de influenza, busque atención médica de inmediato.

Los medicamentos antivirales tienen mayor efecto cuando se comienzan a usar de inmediato, preferiblemente dentro de las 48 horas siguientes al inicio de la enfermedad.

En el caso de las personas con alto riesgo de sufrir complicaciones graves por la influenza, el tratamiento con un medicamento antiviral puede marcar la diferencia entre tener una enfermedad más leve o una muy grave que podría llevar a la hospitalización.

 

Fuente: Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.