Alta tasa de desempleo en los pueblos del sur

Por Angelique Fragoso Quiñones

angelique.fragoso@esnoticiapr.com

 

La joven madre Sheila Vega Santiago cursó estudios universitarios en cuidado infantil y enfermería, pero ante la falta de un empleo y la necesidad de sostener a su familia aceptó una oferta de trabajo en un establecimiento de comida rápida.

“Yo quería trabajar como enfermera, pero a lo último tuve que dar mi brazo a torcer porque tengo que mantener a mi familia, mis cosas. No he dejado eso a un lado porque sé que en algún momento voy a ejercer mi profesión; por el momento no se me ha dado la oportunidad”,  expresó Vega Santiago, madre soltera de 26 años.

Esta joven ejemplifica el problema de ofertas de empleo que enfrenta el País, especialmente en la región sur, donde ubican siete de los 15 municipios con las tasas más altas de desempleo.

El más reciente informe del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH) revela que Villalba, Salinas, Yauco, Guánica, Guayanilla, Adjuntas y Peñuelas tienen una tasa de desempleo que supera el 17%.

No obstante, la cifra de personas sin trabajo podría ser mayor. Esto porque las estadísticas que presenta el DTRH no incluyen a los trabajadores que no están cubiertos por La Ley de Seguro por Desempleo como lo son: los que trabajan por cuenta propia, por servicios profesionales, los familiares sin recibir paga y los que trabajan en servicio doméstico privado.

“En las estadísticas pasadas, Salinas aparece con un 21.8% de desempleo el cual ha mermado gracias a las iniciativas de desarrollo económico”,, expresó Karylin Bonilla, alcaldesa de Salinas, municipio que según el DTRH actualmente tiene una tasa de desempleo de un 19%.

“No obstante, los recortes dramáticos a los municipios, los cuales suman $350 millones, van a tener un efecto sobre la economía que afectará en gran manera a los pequeños y medianos comerciantes, segmentos del cual Salinas se sostiene”, dijo la alcaldesa para explicar la difícil situación que se avecina.

El DTRH no estuvo disponible para exponer a Es Noticia sus acciones o propuestas para atender la situación.

 

La emigración como alternativa

Javier Camacho es otro sureño que se ha visto afectado por la situación económica del País y uno más que se sumó a la lista de los miles de puertorriqueños que vieron en la emigración la salida inevitable para conseguir un trabajo seguro.

Hace poco más de cuatro años decidió emigrar tras cerrar la compañía que tenía por problemas de economía. “Vuelvo a la Isla el primero de enero de este año para organizar unas cosas y tratar de quedarme. Estuve alrededor de dos meses buscando trabajo y la experiencia que tuve fue decepcionante. Me dieron trabajo, pero no me respondieron, de hecho ni me pagaron en la compañía que estuve”, narró Camacho sobre la difícil tarea de reintegrarse a la fuerza laboral en Puerto Rico. 

Tras meses en búsqueda de trabajo decidió regresar a Estados Unidos para continuar en su empleo en la Industria de Transporte, específicamente en el manejo de camiones de carga.

“Voy a estar aquí (Estados Unidos) una temporada, pero mis planes son quedarme en la Isla; dentro de par de meses volveré a la Isla a ver qué puedo conseguir. Si no voy a tener que quedarme en Estados Unidos”, indicó Camacho, quien dedicó 25 años de su vida a las ventas y el mercadeo.

Mientras, Rafael Rodríguez Fernández, residente en Ponce, recientemente se vio afectado por el desempleo por primera vez en los 30 años que lleva trabajando como microbiólogo.

Rodríguez Fernández anticipó que, de no conseguir uno de los siete puestos que solicitó a nivel corporativo en diferentes compañías, estaría dispuesto a emigrar.

Sin embargo, está confiado en que muy pronto volverá a integrarse al mercado laboral, pues ve esta situación como una oportunidad de ascender en su carrera.

“Soy una persona extremadamente optimista… Ya no quiero estar abajo, quiero estar en una posición global, me voy a nivel corporativo”, señaló quien durante muchos años trabajó en diferentes cargos dentro del área de manufactura en laboratorios de química y microbiología.

 

Desempleo ligado a la salud

Rafael Cortina, doctor en Administración de Empresas, explicó que el desempleo puede repercutir en problemas de salud mental y emocional que el Gobierno tendría que atender.

“El estrés que crea la posibilidad de quedarse sin trabajo, la ansiedad que puede producirle y que en ocasiones  llega a la depresión, va a incidir en un problema de salud que el Gobierno tendrá que atender. Al no tener empleo necesitan un plan médico y el Gobierno tiene que hacerse cargo de la situación”, destacó.

A eso sumó el factor emigración, lo que definió como un problema “detrimental”, no solo por la pérdida de recursos, sino por la rotura del núcleo familiar.

“Desde el punto de vista social estamos separando la familia, dividiendo la familia con unos que se van a tratar de buscar nuevas oportunidades pero dejan atrás más preocupaciones, problemas adicionales”, señaló sobre los matrimonios que se desunen físicamente y los adultos mayores que se quedan solos. 

Cortina destacó que uno de los problemas  que acarrea el desempleo es que la banca es intransigente a la hora de conceder préstamos a personas afectadas por esta situación y –además- no están en la mejor disposición de renegociar los pagos o plazos para pagar la hipoteca.

Esto, según explicó, puede llevar a muchas personas a perder sus casas. “La banca no va a poder seguir su negocio si no asume una actitud de responsabilidad social con esas personas que han perdido sus empleos o van a perder sus empleos”, dijo.

“Son personas con mayor desventaja que nosotros las que se van a ver afectadas con esta situación”, añadió.

 

Educar para el autoempleo

El también profesor de Administración de Empresas recomendó que las universidades deben promover el empresarismo y dar herramientas para que los estudiantes puedan autoemplearse antes o tan pronto obtengan su diploma.

“Tiene que haber un plan estratégico de cómo me puedo reinventar, qué cosas nuevas puedo hacer para en caso de que ocurra”, dijo Cortina sobre prever cuando se está en la posibilidad de quedarse sin trabajo.

El profesor universitario señaló que es importante que las personas se mantengan positivas a la hora de perder su empleo y que en lugar de aislarse o paralizarse, debe enfocarse en buscar nuevas oportunidades de trabajo y establecer nuevas metas en aras de poder reintegrase cuanto antes a la fuerza trabajadora.  

Deja un comentario

*