Aprueban medida para que los municipios adquieran viviendas abandonadas

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

La Cámara de Representantes aprobó ayer -domingo- un proyecto que facultar a los municipios a crear corporaciones para adquirir propiedades abandonadas y venderlas o permutarlas para que sean reusadas.

El Proyecto de la Cámara 875 faculta a los municipios a crear una corporación sin fines de lucro que se conocerá como “Community Land Bank” (CLB).

La medida también faculta a los municipios a formalizar acuerdos, alianzas y pactos regionales para crear un CLB en conjunto. Esta entidad no será exclusiva ni compulsoria para ningún municipio, establece el Proyecto.

El CLB tendrá el poder, entre otras cosas, de vender, arrendar, ceder, transferir, traspasar, permutar, hipotecar o de otra forma disponer o gravar cualquier Proyecto.

La medida persigue contrarrestar el deterioro urbano debido a la cantidad de estructuras abandonadas que afectan la convivencia.

La exposición de motivos del PC 875 establece que debido a la reducción poblacional de los pasado años ha aumentado la cantidad de estructuras abandonadas y entre sus consecuencias está la reducción del valor de las propiedades aledañas; el riesgo a la salud pública; una reducción del bienestar social e inseguridad en el vecindario.

El CLB tendrá como principios primarios:

– regresar las propiedades a un estado contributivo productivo para el beneficio de los entes gubernamentales de recaudación.

– adelantar las causas de las comunidades en la creación de más espacios verdes o espacios públicos de uso común.

– aumentar la existencia de las llamadas viviendas asequibles.

Los propósitos de los CLB incluirán:

  • Configurar un instrumento de desarrollo financiero, económico, social y cultural, en beneficio de los municipios.
  • Detener el deterioro urbano en los municipios.
  • Ser un instrumento de empoderamiento de las comunidades que buscan promover, apoyar, influir y consolidar iniciativas de revitalización urbana sostenibles, equitativas e incluyentes, y a su vez respetando la diversidad.
  • Adquirir, administrar, vender, demoler o utilizar las propiedades bajo su control de la manera en que más beneficien el desarrollo y revitalización de los municipios.
  • Crear los elementos esenciales para alcanzar el uso óptimo de las estructuras, preservar la salud, bienestar, seguridad y la prosperidad de todas las personas, residentes y visitantes de cada municipalidad.
  • Ser instrumento pragmático, abierto y participativo desde donde se encamine una visión integral, justa y creativa, y se estimulen y coordinen acciones que impulsen el renacer económico, financiero, social y cultural de los municipios.