Aprueban medida senatorial garantizándole protección a la abeja puertorriqueña

Por Eduardo L. Questell Rodríguez

@elquestell

redaccion@esnoticiapr.com

 

Como parte de una serie de medidas en pro del ambiente que ha estado encaminando el senador del Distro de Ponce, Nelson Cruz, hoy el Senado aprobó declarar a la abeja autóctona patrimonio puertorriqueño.

Al darle paso a viva voz al PS 974, se enmienda el Artículo 3 de la Ley para la Protección y Preservación de los Polinizadores de Puerto Rico, Ley Núm. 156-2016 para establecer y reglamentar la apicultura urbana; con el fin de darle una mayor protección a la abeja del País e imponer penalidades. Este proyecto, ahora pasará a manos de la Cámara de Representantes para su debido proceso.

“Hoy esta Asamblea Legislativa doy un paso en la dirección correcta al aprobar este proyecto. Después de los huracanes Irma y María se hizo imperativo enmendar la ley para proteger y conservar los polinizadores. Debido a la vertiginosa reducción de su población a nivel mundial y por la importancia del proceso de polinización en la producción de los alimentos que consumimos, es imperativo este tipo de acción legislativa. Luego de los nefastos fenómenos atmosféricos que pasaron por la Isla, se perdió alrededor del 85% de la población de abejas”, sostuvo Cruz Santiago. 

El senador quien también agradeció a todos los apicultores que colaboraron en el proceso legislativo, informó que esta pieza de igual forma establece que ningún municipio podrá asperjar insecticidas, herbicidas o plaguicidas nocivos para las abejas, en un radio de tres 3 millas de ubicación de un apiario identificado por el Departamento de Agricultura.

Al mismo tiempo, la ley obligaría a la agencia gubernamental a desarrollar un mapa que refleje la ubicación de todo apiario en cada uno de los municipios de Puerto Rico, estableciendo para cada uno de ellos el nombre del apicultor a cargo y el número de colmenas.

Según explica la pieza legislativa, la prestigiosa revista científica INVERSE, en su publicación electrónica del 16 de noviembre de 2017, resalta el surgimiento de nuestra abeja puertorriqueña y la catalogan como la esperanza para salvar la apicultura a nivel mundial Puerto Rico’s “Gentle Killer Bees» Could Prevent the Bee Apocalypse«.  

Por su parte, el Dr. Tugrul Giray, entomólogo, y profesor del Recinto de Biología de la Universidad de Puerto Rico, explicó que la abeja de Puerto Rico fue identificada como única en el mundo, con un genoma diferente que la distingue de todas las demás especies de abejas, siendo sus características principales su docilidad (mansas) y, a la misma vez, capaces de defenderse por sí mismas de las plagas que las afectan. 

Este año se llevará a cabo la segunda Expo «Entre Miel y Abejas» que organiza el propio legislador. La primera edición reunió sobre 30 apicultores, asi como estudiantes de apicultura y confinados que trabajan las cajas para la industria. Allí se presentó una colmena viva y se desarrollaron conferencias sobre la industria de apicultura.