Asociación de Maestros confía en frenar cierres de escuelas

Por CyberNews

La presidenta de la Asociación de Maestros de Puerto Rico (AMPR), Aida Díaz, reaccionó confiada ante la paralización de todas las vistas a consecuencia de que el Departamento de Educación (DE) apeló en el Supremo el caso ganado por dicha entidad en el Tribunal de Arecibo.

“La sentencia del Tribunal de Arecibo validó nuestros planteamientos, esperamos que la posición del Supremo juzgue esta situación conforme a la evidencia presentada. El Tribunal Supremo nos otorgó cinco días para exponer nuestros alegatos y en el día de hoy estaremos realizando dicha acción. La Asociación de Maestros de Puerto Rico está dando la lucha por toda la isla impugnando los cierres de escuelas y protegiendo los derechos a la educación de padres y de nuestros estudiantes. El Tribunal Supremo estará atendiendo esta controversia y esperamos que una vez más nuestro más alto foro, de forma justa y sensible, responda al reclamo del pueblo puertorriqueño, y declare que los cierres de escuelas llevados a cabo de manera atropellante por el Departamento de Educación, son nulos,” expresó Díaz.

La presidenta de la AMPR resaltó que “siempre hemos dicho que se debe hacer un proceso que tome en consideración las necesidades de la comunidad escolar y que sobre todo se reciba de los padres, de los niños, la información de sus necesidades, para garantizar el Derecho Fundamental a la Educación.”

Díaz expresó que el DE ha olvidado su razón de ser ante tantas acciones arbitrarias. Además, indicó que la agencia existe para materializar el Derecho Fundamental a la Educación. Según Díaz, el presupuesto que recibe es para que tal propósito se cumpla. “Estamos convencidos que el Tribunal Supremo, ante la omisión de Educación, responderá y protegerá la educación de los niños que está en peligro, y que podría afectarse permanentemente en Puerto Rico. La situación creada por el Departamento de Educación desembocará en que miles de padres no podrán enviar a sus hijos a estudiar y la enseñanza en Puerto Rico tendrá el peor retroceso de su historia. Confiamos en nuestros jueces del Tribunal Supremo,” puntualizó Díaz.