Alcaldes reclaman que activen la Guardia Nacional

Por CyberNews

 

Los alcaldes de Río Grande y Canóvanas, Ángel González y Lornna Soto, respectivamente, coincidieron el jueves en que se debe activar la Guardia Nacional de Puerto Rico (GNPR) como medida para combatir la violencia y los crímenes que se han reportado en los pasados días en esa zona.

“Nosotros en el día de hoy estaremos haciendo acercamientos al ayudante general de la Guardia Nacional, igual que a la oficina del Gobernador para que se active la Guardia Nacional en nuestro pueblo para atender este asunto a modo rápido para que esto no continúe”, dijo González en entrevista radial (WKAQ).

Dijo que la Policía Municipal atiende situaciones menores como manejo de tránsito y seguridad en escuelas. Según se ha informado, en este pueblo también hay escasez de agentes de la Policía.

El miércoles se reportó una balacera en plena carretera PR-3 a eso de las 10:08 de la mañana, en la que un hombre fue asesinado y su padre resultó herido. De otra parte, el martes en la noche se reportó otra balacera que cobró la vida de un sujeto y dejó tres heridos.

González indicó que el miércoles tuvo una comunicación telefónica con el comisionado de la Policía, Henry Escalera y con el secretario de Estado, Luis Rivera Marín, quien funge como gobernador interino estos días. “Hemos estado dialogando porque la situación que se ha agravado en nuestro pueblo, amerita atención directa de ellos”, dijo.

“Ellos reforzaron desde ayer (miércoles). Lamentablemente nosotros estamos levantando la voz hace varias semanas con la secuela de situaciones que han pasado en nuestro pueblo. Inclusive, tuvimos una reunión a principios del mes con el gobernador, donde le traímos esta preocupación que ellos entienden que proviene de la situación que hubo en términos de drogas”, señaló el alcalde riograndeño, quien dijo que la Uniformada reconoce que ha habido un aumento en la incidencia criminal en su pueblo.

Por su parte, Soto expresó posturas similares a las del alcalde de Río Grande en relación a la activación de la Guardia Nacional.

“Hay una situación que hay que atender. Hemos tenido unas reuniones con el coronel López. No tengo dudas que el coronel también lo ha solicitado… La situación es en la región de lo que es Canóvanas, Loíza, Río Grande que está bien caliente y que hay que atenderla con premura”, dijo Soto en entrevista en la misma emisora.

A preguntas sobre si el alza criminal responde a un operativo federal antidrogas realizado a finales de septiembre en la zona, Soto dijo que “eso es parte de ello y la situación se ha tornado violenta. Bien violenta. Creo que hay que trabajar con lo que son estos tres municipios que son Loíza, Canóvanas, Río Grande y no deben descartar Carolina y otras áreas del área este porque la situación es crítica”.

Detalló que los últimos asesinatos que se han reportado en su municipios son residentes de Río Grande. Como ejemplo, mencionó un doble asesinato ocurrido en el Barrio San Isidro, otro en Loíza Valley y otro en Cambalache.

Entretanto, alertó que en la Ruta 66 se ha reportado una nueva modalidad en la que malhechores persiguen a mujeres jóvenes en un vehículo y las chocan para asaltarlas. Indicó que se sabe que algunos de los sujetos viajan armados en una guagua color azul.

Recientemente, el alcalde de Toa Baja, Bernardo “Betito” Márquez también pidió que se evaluara la activación de la Guardia Nacional en su pueblo luego que se reportara una masacre que dejó el saldo de tres muertos a plena luz del día en una transitada vía. Sin embargo, su reclamo le fue denegado.