Aval al proyecto para que municipios energicen

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

La decisión que tomaron varios alcaldes de energizar las comunidades por su cuenta, y de la mano de expertos, fue reafirmada por la Legislatura.

El Senado aprobó por unanimidad el Proyecto de la Cámara 1380 -la Cámara de Representantes lo hizo el pasado 26 de enero- que permite a los alcaldes realizar las labores necesarias para reestablecer el sistema de energía eléctrica, así como restaurar las instalaciones de agua potable, durante estados de emergencia.

La medida establece que los alcaldes podrán realizar los trabajos para reparar el sistema eléctrico y las instalaciones para el suministro de agua y aguas residuales luego de notificar por escrito a la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y a la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), en un término no mayor de cinco días antes de comenzar los trabajos.

Senadores dialogan sobre Proyecto de la Cámara 1380

Le corresponde a la AEE y la AAA certificar -en no más cinco días- las reparaciones que se deberán llevar a cabo de acuerdo a los estándares prevalecientes de la industria para que los municipios puedan beneficiarse de los reembolsos o ayudas disponibles a través de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) o cualquier otra ayuda.

El PC 1380, debido a que fue aprobado con enmiendas, regresa a la Cámara de Representantes para una votación final antes que el Gobernador determine firmarlo y convertirlo en Ley. Una vez se convierta en Ley, la Oficina de Gerencia Municipal tiene un máximo de 10 días laborables para redactar un Reglamento.

La aprobación de esta medida se da en momentos en que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos preveé que el servicio energético será restablecido en su totalidad en junio de este año, precisamente en el periodo que comienza la temporada de huracanes.

El senador Ángel Martínez Santiago describió el Proyecto como uno “atinado”. Mientras, el senador independiente José Vargas Vidot dijo que la medida era “genuinamente buena y loable”.

 

AEE no acata petición del Senado

El senador Miguel Romero Lugo insistió en su denuncia pública de que el ingeniero Ricardo Ramos Rodríguez, director ejecutivo de la AEE, no ha cumplido con la petición de entregar documentos relacionados a la intervención y manejo de la empresa Alix Partners.

La denuncia fue esbozada en el segundo informe parcial de la Resolución del Senado 3 que ordena a la Comisión de Gobierno realizar una investigación “abarcadora” de las labores realizadas por Alix Partners y su principal oficial de reestructuración, Lisa Donahue, en  la AEE en conformidad con todos los acuerdos y contratos suscritos con la agencia gubernamental.

Entre la información solicitada se encuentran:

  • Contrato y las enmiendas
  • Mejoras operacionales alcanzadas
  • Ahorros operacionales
  • Eficiencias logradas
  • Razones para implantar un aumento tarifario de 1.3 centavos por kilovatio hora
  • Cómo la contratación de Lisa Donahue facilitó la inversión en la infraestructura de la AEE.

La Comisión senatorial también requirió:

  • Minutas y resoluciones de la Junta de Gobierno de la AEE para aprobar el contrato original con Alix Partners
  • Correos electrónicos
  • Informes de cumplimiento
  • Plan de negocios a cinco años entregado en el 2015

Ante la falta de información precisa, el senador Romero Lugo citó a representantes de esa corporación pública a una reunión el 8 de marzo para que puedan aclarar las dudas de los miembros de la Comisión de Gobierno. El senador José Luis Dalmau Santiago solicitó que también se cite al Oficial de Reestructuración de la AEE “para que conteste las preguntas que tenemos todos”.

Por otra parte, el Senado dio paso a la Resolución del Senado 535 que ordena a la Comisión de Salud Ambiental y de Recursos Naturales estudiar los planes de mitigación, prevención y manejo de varias agencias entre estas el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), la Junta de Calidad Ambiental (JCA), el Departamento de Salud y la AEE orientados a minimizar los efectos adversos a la salud y medioambiente tras el paso de los huracanes Irma y María.