Avalan restringir el uso de aeronaves no tripuladas

 Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

Un proyecto de la Cámara de Representantes busca restringir el uso de aeronaves no tripuladas, mejor conocidas como “drones”, en los espacios aéreos de instalaciones públicas que lleven a cabo operaciones de seguridad.

El Proyecto de la Cámara 667, que se encuentra en el proceso de vistas públicas, recibió el aval de varias agencias del gobierno que proponen que se regule el uso recreacional de estos aparatos debido a que ya la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) prohíbe su manejo en  las instalaciones de seguridad a nivel federativo.

“En Puerto Rico no está regulado el uso de “drones” más allá de las limitaciones impuestas por la FAA, ni está restringida su operación en el espacio aéreo de instalaciones públicas de seguridad como las instituciones correccionales, cuarteles de policías, estaciones de bomberos, oficinas de manejo de emergencia, aeropuertos, puertos, tribunales, albergues de protección a testigos, comunidades, represas, instalaciones de la Autoridad de Energía Eléctrica, y de Acueductos”,  mencionó el representante Félix Lasalle Toro, presidente de la Comisión de Seguridad Pública de la Cámara de Representantes.

Señaló que la Comisión considerará incorporar posibles enmiendas al proyecto para incluir varias recomendaciones en busca de sacar ventaja de esta tecnología para la protección, vigilancia en instalaciones estatales y en situaciones de emergencia.

El licenciado Irving Otero Narváez, en representación del Departamento de Corrección y Rehabilitación, recomendó que la medida incluya algunos espacios aéreos privados, por su importancia y relevancia para la seguridad. Presentó como ejemplo los hospitales, refinerías o áreas de almacenamiento y distribución de combustibles, gases, pólvora y municiones, como en las armerías de la Guardia Nacional.

Mientras, Eduardo Rivera, asesor del Departamento de Justicia, recomendó que se considere emular lo que han hecho varias jurisdicciones de Estados Unidos que a nivel recreacional han establecido salvaguardas legales para el uso responsable de estos equipos.

La abogada Estrellamar Vega Soto, asesora de la Policía, opinó que “en ausencia de una prohibición específica en la ley federal contra la ley local, la legislación estatal que complementa a la ley federal es válida, siempre y cuando que la primera no esté sustancialmente en conflicto con la segunda”.

Otro de los que presentó su ponencia fue el piloto de FURA, Manuel Manzano Yates, quien dijo que “es de conocimiento general que no todas las personas que compran estos equipos son responsables y que se pueden utilizar para prestar vigilancia a la misma Policía”.

“Hemos tenido querellas de que encima de urbanizaciones se está volando este tipo de drones, pero no sabemos si lo están utilizando de forma recreacional o si es un vigía buscando qué robar en una casa, asechando a una persona, y hay gran posibilidad de que los puntos (de drogas) estén utilizando estos aparatos”, indicó.

Entretanto, el asesor legal de la Agencia Estatal para el Manejo Estatal de Emergencias y Administración de Desastres (AEMEAD), Leonardo Muñiz Gómez, catalogó el proyecto como “adecuado y de gran importancia”, tanto para la seguridad como de apoyo para situaciones de rescate y de emergencias.

Igualmente, el abogado del Cuerpo de Bomberos de Puerto Rico, Ángel González Silva, coincidió con que el proyecto debería incluir algunos espacios aéreos privados. 

Deja un comentario

*