BLOG: Presupuesto balanceado

Durante los pasados años y tan reciente como esta semana escuchamos muchísimas opiniones sobre la Junta de Control Fiscal.

La más reciente decisión del primer circuito de Boston es que la Junta es inconstitucional, pero todas sus decisiones se mantienen.

La Junta de Control Fiscal existe porque no fuimos, y no somos, capaces de tener disciplina fiscal.

Una vez el gobernador Alejandro García Padilla declaró que la deuda es impagable. Al Puerto Rico no tener derecho a la ley de quiebra federal, el Congreso legisló la ley PROMESA, con ello buscó evitar ser demandado por nuestros acreedores y el gobierno poder seguir prestando los servicios a la ciudadanía.

El problema no es la Junta, el problema es por qué existe la Junta.

Existe por qué gastamos más de lo que ingresa y no tenemos para pagar a quien le cogimos prestado.

Existe por qué no tenemos la voluntad política de hacer los ajustes reales al presupuesto, eliminar lo que no funciona y enfocarnos en los asuntos que deben ser prioridad para Puerto Rico.

Tenemos que hacer un gobierno pequeño que fiscalice y promueva, con el mínimo de agencias posibles, unos gobiernos locales más fuertes y ágiles para dar un buen servicio a la gente.

Pero me llama la atención que nadie habla de cómo balancear el presupuesto y todos hablan de la Junta.

Nadie habla de cómo en cinco años podríamos no tener la Junta si logramos tener un presupuesto balanceado entre ingresos y gastos. Lamentablemente, tenemos una Junta Inconstitucional o en 90 días una Junta nueva, da igual. ¿Dígame usted?