Bonistas del patio piden al Gobierno y a la JSF respaldar los acuerdos

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

La organización Bonistas del Patio, entidad que aboga por los puertorriqueños que invirtieron en bonos del Gobierno, describió como un “gran paso de avance” los acuerdos alcanzados durante el proceso de mediación de la deuda que se lleva a cabo bajo el Título III de PROMESA, en la Corte del Distrito Federal bajo la Jueza Laura Taylor Swain.

El grupo pidió a la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) y al Gobierno que le otorgue seria consideración a este importante arreglo.

La reacción surge luego que la JSF anunciara los acuerdos alcanzados entre diversos grupos de acreedores a través de in proceso de mediación relacionado a la deuda emitida bajos bonos de COFINA, de bonos de obligaciones generales (GO, por sus siglas en inglés) y ciertos reclamos no asegurados.

Los acuerdos, destacaron los Bonistas en un comunicado de prensa, representan un “gigante Adelanto” y logro para el proceso de mediación porque ahorraría una porción significativa de la deuda al Gobierno de Puerto Rico y evitaría un largo y costoso proceso en el tribunal federal con potenciales consecuencias adversas para la isla.

Bonistas del Patio participa activamente desde el comienzo de la mediación en busca de que el proceso, destacaron, tome en cuenta a los más de 60,000 bonistas puertorriqueños que invirtieron en bonos del Gobierno de Puerto Rico y poseen cerca del 20% de toda la deuda de la isla.

“Los bonistas puertorriqueños han sentido el más fuerte de los golpes de esta crisis fiscal al ver el producto de sus ahorros de vida desvanecerse en valor a la vez que la mayoría de estos han dejado de recibir ni tan siquiera el pago de intereses desde hace aproximadamente 2 años” expresó Rafael Rojo, presidente de la Junta de Directores de Bonistas del Patio.

Por otro lado, el Director Ejecutivo de la organización, Jorge Irizarry explicó que “Bonistas del Patio fue admitido por el panel de jueces de la mediación a participar de ese proceso y somos la única entidad sin fines de lucro abogando en ese foro exclusivamente por los bonistas puertorriqueños.  Debido a la confidencialidad de estos procesos, la divulgación autorizada de este acuerdo es la primera oportunidad que tenemos de poderles comunicar a los bonistas locales que se está realizando un trabajo importante y productivo en la mediación de la deuda”.

Rojo aprovechó para exhortar “al Gobierno de Puerto Rico y los miembros de la Junta de Supervisión Fiscal a tomar esta oportunidad y actuar con urgencia, comprendiendo que mientras más tiempo pase sin lograr acuerdos voluntarios, más bonistas locales sentirán la presión y necesidad de vender sus posiciones y en adición a las tristes consecuencias que cada venta supone para familias puertorriqueñas, ese ahorro y capital local desaparece de la economía de Puerto Rico como han desaparecido ya sobre $60 mil millones de capital local en la pasada década entre los valores de las bienes raíces y bajas en las acciones de los bancos puertorriqueños”.

“Nuestros viejitos retirados que se auto pensionaron invirtiendo sus ahorros en bonos de Puerto Rico, merecen el mismo nivel de defensa que comúnmente se le da a los pensionados del sector público, confiamos en que el Gobernador y la Junta Fiscal verán las virtudes de un acuerdo de restructuración voluntaria y actuarán sobre ellos para ponerle fin a años de incertidumbre”, dijo.