Brenda Liz Mateo: “Un sueño ser la primera árbitro FIBA”

Por Héctor L. Meléndez

redaccion@esnoticiapr.com

 

Brenda Liz Mateo Rosado realizó su sueño de ser la primera mujer arbitro a nivel internacional.

“Me llamó la atención ese tipo de trabajo y como me gustaba el baloncesto y los retos pregunté qué debía hacer para entrar a arbitrar”, expresó la joven, quien comenzó como arbitrio juvenil masculino cuando apenas habían seis mujeres árbitros.

La oportunidad de trabajar en el baloncesto femenino se le dio en el 1997. Rafael Hernández, presidente en ese entonces de la Federación de Árbitros de Puerto Rico, le preguntó si quería seguir jugando Superior o prefería arbitrar en el baloncesto femenino.

Brenda no dudó en tomar la decisión: escogió el arbitraje aunque se mantuvo jugando en la Liga Atlética Interuniversitaria, donde fue becada.

La primera experiencia como árbitro en la Liga Femenina fue difícil debido a que tanto ella como las jugadoras debían acoplarse. “Ganarme el respeto de ellas, fue difícil, ya que fui jugadora”, sostuvo.

En el 2005, luego de haber trabajado todas las ligas federativas en el país, la Federación de Baloncesto le informó que era candidata para una pre-prueba para árbitros internacionales. “Me tomó por sorpresa esa llamada, me presenté en la Bayamón Military Academy, la otra invitada fue Gladys Quintana”, recordó la joven, criada en el barrio Bélgica, en Ponce.

Brenda, quien comenzó a los 11 años a practicar el atletismo, se hizo la prueba y la próxima semana supo que había sido escogida por la Federación como candidata a ser árbitro internacional “FIBA”. “Me emocioné, fue un gran orgullo. La llamada fue directamente de Hetín Reyes”, dijo.

La prueba la hizo en Barquisimeto, Venezuela. Fueron cuatro días de clínicas. Debía pasar la prueba técnica, física y práctica. Aunque fue lesionada, le fue muy bien.

Antes de partir hacia Venezuela, la llamó “Hetín” Reyes, presidente de la Liga Superior de Baloncesto de Puerto Rico, para darle palabras de aliento. “La Federación tiene mucha fe en ti”, le escribió Pablo Delgado.

Tras aprobar la prueba, Brenda se comunicó de inmediato con la Federación, quienes celebraron la noticia junto con compañeros del capítulo de Ponce, que   la recibieron con pancartas de felicitación.

Era para celebrar ya que era la primera fémina en el país en ser escogida árbitro “FIBA”. “Era un sueño haber logrado esa meta”, nos dijo Brenda.

Ese año fueron evaluadas las árbitros Carmen García y Brenda Mateo para el Baloncesto Superior Nacional. La joven logró certificarse y a los ocho meses la nominan para tres torneos. También recibió la nominación para su primer mundial, aunque la llamaron para un torneo en Jamaica, por compromiso de trabajo no pudo asistir. Participó en su primer torneo mundial U-19 en África, luego Pre-Olímpico y Pre-Mundial juvenil.

Entró al BSN en el 2012. “Mi primer año en el Baloncesto Superior fue excelente. Las críticas fueron muy buenas”, dijo antes de señalar que “los años subsiguientes fueron difícil porque fue despertando el discrimen, mayormente de directivos y apoderados. Aunque, los jugadores y ‘coaches’ me respetaban”.

Otra de las pasiones de Brenda es la música. Comenzó cantando música sacra y luego surgió la oportunidad de cantar música tropical. Actualmente, tiene su orquesta llamada “Brenda Liz y su orquesta de 10 músicos”.

La joven divide su tiempo libre entre la música y el arbitraje. Brenda tiene dos hijos y actualmente es empleada del Departamento de Recreación y Deportes.

Deja un comentario

*