Brownfields: Programas de la EPA disponibles para municipios y ONG’s

La semana pasada estuve conversando con ustedes sobre lo que son los Brownfields, según la Agencia Federal de Protección Ambiental (E.P.A.).  Hoy voy a abundar sobre algunos de los programas que tiene disponibles dicha agencia federal específicamente para comenzar con la revitalización de ese tipo de espacios industriales abandonados, sub-desarrollados o contaminados.

Entre los programas que específicamente la E.P.A. ha diseñado para re desarrollar propiedades vacantes contaminadas existen dos cuyas características principales son:

  1. son servicios pagos por la E.P.A. para asesoramiento y asistencia técnica
  2. no son competitivos
  3. son financiados totalmente por la agencia federal
  4. están disponibles tanto para municipios como para entidades sin fines de lucro. 

Esos programas son conocidos por sus siglas en inglés: TBA y TAB.

 

Programa TBA – Targetted Brownfields Assessment (Asesoría para la evaluación de Brownfields específicos)

El programa TBA va dirigido a asistir a municipios o entidades sin fines de lucro en coordinación con municipios en el proceso de minimizar cualquier tipo de incertidumbre existente respecto a los tipos de contaminación usualmente asociados con brownfields.  Este programa suplementa otros esfuerzos existentes bajo el Programa Brownfields de la EPA que promueven la limpieza y redesarrollo de los mismos. 

Los servicios bajo el programa TBA son manejados por un contratista de la agencia federal en beneficio de una entidad elegible: un municipio o una entidad no gubernamental sin fines de lucro.

Entre los servicios disponibles están:

  • asesoría en general.
  • asesoría en opciones de limpieza.
  • estimados de costos para la limpieza y desarrollo.
  • alcance comunitario con educación y talleres. 

Los servicios de consultas y asesorías que las entidades elegibles usualmente reciben bajo el programa TBA rondan los $50,000.00 – $100,000.00 y son completamente costeados por la agencia federal.  Eso significa que no necesitan fondos pareo ni ser reclamados a modo de reembolso. 

La EPA paga los servicios técnicos que las entidades reciben de forma directa. Es importante destacar que las áreas elegidas para este programa se seleccionan solo una vez al año y que este programa NO PROVEE ASISTENCIA para realizar la limpieza del lugar o actividades de demolición y/o construcción. 

La entidad gubernamental o sin fines de lucro elegible debe tener un plan y/o proyecto preparado anticipadamente y puede ser incluso con fondos de no solo propuestas presentadas ante la EPA sino ante otras entidades como lo son HUD, SBA, USDA-RD por mencionar algunos e incluso fondos CBDG y CBDG-DR. 

Entre las actividades que pueden incluir los servicios están las siguientes:

  • ASTM Phase I – incluye investigación histórica de la propiedad e inspección de la localidad.
  • Asesoría completa de la zona incluyendo proveer ejemplos y opciones de actividades dirigidas a identificar tipos y concentraciones de contaminantes y áreas de contaminación que deben limpiarse.
  • Determinar cuanta investigación adicional es necesaria y/o establecer opciones de limpieza y estimados de costos basados en usos futuros y planes de re desarrollo que tenga previstos realizar el participante.

 

Programa T.A.B. – Technical Assistant to Brownfields (Asistencia Técnica para Brownfields)

El programa TAB, por otra parte, provee asistencia técnica gratuita en los esfuerzos para el re desarrollo de los brownfields incluyendo talleres, seminarios web, entrenamiento en línea y herramientas digitales (e-tools) para crear propuestas y mapas personalizados con las localidades donde ubiquen brownfields que cualifiquen.

Por ejemplo la herramienta conocida como TAB EZ, que pueden hallar en la siguiente página web:  https://www.ksutab.org/tools/tabez/learnmore; provee un modelo, configurado para el tipo de propuestas de asesoría o limpieza que le puede servir de ayuda en el proceso de redactar un borrador de propuesta. Ese borrador puede ser exportado a un documento Word para la edición final y ser completados antes de someterlo. 

Ahora bien, el uso de esta herramienta no substituye una concienzuda lectura de las guías que pueda tener el grant para el cual se está trabajando indistintamente que la herramienta sea constantemente actualizada. 

Sin embargo, esa herramienta tiene una limitación: no posee modelos para propuestas multipropósito o RLF por el momento.  Claro está, limitación para quienes no tienen experiencia redactando propuestas o para quienes no tengan la avidez de indagar cómo se preparan.  Lo importante es que la ayuda existe y las maneras de acceder a ella también: otro tipo de ayuda relacionada que podemos usar para este tipo de propuestas es la que provee el Center for Creative Land Recycling una entidad sin fines de lucro. 

El CCLR tiene disponible un personal experto de asistencia gratuita para revisar las propuestas relacionadas con brownfields y ayudarle a usted a corroborar que sus propuestas estén completas y de conformidad con los lineamientos y exigencias de la agencia federal para maximizar las probabilidades de aprobación.

Eso, en mi casa señores, se llama jugar seguro.  No hay peor gestión que la que no se hace.

En adición a los dos programas que les he descrito existe un tercer programa que, aunque no es de asesoría, también es una útil herramienta a la hora de reclutar personal y adiestrarlo específicamente en aspectos relacionados al redesarrollo de brownfields así como otras propiedades contaminadas.  Ese programa se conoce como: Programa para Desarrollo de Fuerza Laboral Ambiental & Capacitación de la EPA (Environmental Workforce and Job Training Program) de la E.P.A.

Se trata de un acuerdo cooperativo mediante el cual la agencia federal apoya tanto a municipios como entidades sin fines de lucro a reclutar, entrenar y colocar personas desplazadas y sin empleo incluyendo residentes de escasos recursos en comunidades impactadas.  A los participantes se les proveen las herramientas necesarias para que obtengan trabajos a tiempo completo y sostenible en campos de limpieza de contaminantes, tratamiento de aguas, seguridad química y el campo ambiental en general. 

El programa promueve y facilita actividades relacionadas con consejería, limpieza y/o preparación de lugares contaminados incluyendo brownfields y superfund para reutilizarlos mientras simultáneamente se construye una fuerza trabajadora local con las capacidades necesarias para lograr alcanzar trabajo remediativo que apoya la protección, salud y seguridad ambiental.

Entre los costos elegibles están incluidos una investigación de trasfondo, exámenes médicos, seguro y transportación para cada participante. Un ejemplo de la implementación de este tipo de programa por una entidad sin fines de lucro son los servicios que exitosamente ofrece en Puerto Rico la corporación Pathstone. 

La próxima semana estaré abordando otros programas y fondos que pueden usarse en los procesos de revitalización y reconstrucción. ¡Sigan escribiendo con sus preguntas y no se lo pierdan! 

Una vez más, los invito a ser luz en la obscuridad.  Si a usted le ha resultado útil esta información, ¡comparta esta columna con sus amigos y en las redes!  Si tiene dudas, preguntas o una sugerencia para este u otros temas futuros, escriban a criticaoculuspr@gmail.com. ¡Hasta la próxima luz!