Buscan detener desalojo de residentes Urbanización Vista Hermosa en Juana Díaz

Por CyberNews

 

El senador del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau Ramírez, urgió el martes al secretario del Departamento de la Vivienda (DV), Fernando Gil Enseñat, a que detenga el desalojo de los residentes de la Urbanización Vista Hermosa de Juana Díaz y que viabilice la permanencia de estas familias en el lugar.

Indicó que el pasado 10 de diciembre, la directora regional de Ponce del DV, Rossana Pérez Alfonso, le entregó una carta a 39 familias de la Urbanización Vista Hermosa en Juana Díaz, solicitando y requiriendo la desocupación y entrega inmediata de las casas que ocupan. La mayoría de estos residentes anteriormente vivían en la comunidad de Manzanilla.

“Mi comunicación al Secretario es para impedir una enorme injusticia en momentos de necesidad de vivienda y seguridad social. Tras el paso del huracán María, sobre 25 familias de Manzanilla fueron afectadas y perdieron todas sus pertenencias, incluyendo sus hogares. En septiembre de 2017, junto a familias de otras comunidades que también sufrieron la pérdida de sus residencias por el huracán, decidieron refugiarse en las casas de Vista Hermosa. Estas estructuras estaban abandonadas y vandalizadas durante años, y los actuales residentes han invertido, de los pocos recursos que tienen, para que sus familias y la comunidad estén más seguras y tengan techo digno bajo el cual guarecerse”, explicó Dalmau Ramírez en una comunicación escrita.

Originalmente, este proyecto residencial fue construido para mover a los habitantes de la comunidad La Atómica y luego se propuso mudar a residentes de otras comunidades de Juana Díaz susceptibles a inundaciones como Manzanilla y Arús, según detalló el legislador.

“Ya que la urbanización Vista Hermosa fue construida originalmente para trasladar a residentes de la comunidad Manzanilla, entre otras comunidades, en lugar de dejar en la calle a estas familias, se debe viabilizar la permanencia de estos en las residencias, y evaluar cada caso individualmente para determinar quién podría pagar una cantidad mínima mensual y quién no tiene los recursos para hacerlo. Aquellas familias que realmente no tengan los recursos para realizar un pago mensual, deben permanecer en las casas sin exigirles tal pago, de la misma forma que ya otras familias sin recursos viven en el proyecto de residencias”, insistió el senador.

Para el líder independentista “es inconcebible y un vergonzoso acto de insensibilidad que el gobierno de Ricardo Rosselló Nevares haya amenazado a las familias con tirarlos a la calle, sin estos tener un lugar seguro a donde ir”.