Buscarán definir el estatus con un plebiscito: estadidad o independencia

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

La celebración de un plebiscito el 11 de junio de este año se convirtió en ley la tarde del viernes en los jardines de la Fortaleza.

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares firmó la Ley 7 de 2017, bautizada como la Ley para la Descolonización Inmediata de Puerto Rico, flanqueado por un grupo de estadistas, entre ellos la comisionada residente Jenniffer González, los exgobernadores Carlos Romero Barceló y Pedro Rosselló, y los presidentes de ambos cuerpos legislativos, Thomas Rivera Schatz y Carlos “Johnny” Méndez.

“El colonialismo no es una opción para Puerto Rico bajo ninguna interpretación o modalidad jurídica de la ‘cláusula territorial’ de la Constitución federal”, subrayó Rosselló Nevares.

El estatuto establece que habrá dos opciones para escoger: la estadidad y la independencia. De Puerto Rico escoger la independencia, se realizará un referéndum el 8 de octubre para escoger entre la independencia o la libre asociación.

Si el resultado del plebiscito fuera que la estadidad obtuviera la mayoría, el gobernador tendrá que designar una comisión para que desarrolle un plan que presentarán al Congreso y al presidente de los Estados Unidos.

Las reacciones de líderes del Partido Popular Democrático no se hicieron esperar. Héctor Ferrer Ríos acusó al Partido Nuevo Progresista (PNP) de “diseñan un plebiscito a la medida de la estadidad, al excluir a la mayoría de este pueblo que no creemos ni en la estadidad, ni en la independencia”.

“Hoy (viernes) con su firma, el Gobernador traiciona los principios democráticos de este pueblo, privando a más de la mitad de los electores de votar por la fórmula de estatus en la que creemos. Que sepa Rosselló y el liderato del PNP, que el Partido Popular está listo para defender al país de las artimañas del PNP”, advirtió.

“Ni la estadidad, ni la independencia son las opciones que prefieren los puertorriqueños. Si quieren trabajar esto con seriedad que incluyan todas las alternativas, de lo contrario es otro embeleco más para darle una victoria artificial a la estadidad”, subrayó en un comunicado de prensa.

Mientras, Rosselló Nevares señaló que “la condición colonial que actualmente define a Puerto Rico ha privado a los puertorriqueños de participar plenamente en el gobierno federal, de votar por el presidente de los Estados Unidos, de elegir a representantes con voz y voto en el Congreso federal, y de recibir un trato igualitario en oportunidades que fortalezcan el desarrollo socioeconómico y la calidad de vida”.

Reiteró que la ciudadanía americana de los puertorriqueños debe tener los mismos derechos en la Isla que en otros estados.

Por su parte, la comisionada residente expresó que “ha llegado el momento de procurar la justicia económica que se merecen los puertorriqueños. Por eso hemos pagado un alto precio”.

“Lo que está en juego en este plebiscito es el desarrollo, la igualdad y la riqueza o la pobreza para Puerto Rico. El gobierno federal solo nos hará esta pregunta una vez”, señaló González.

Mientras, el presidente del Senado dijo que “la consecución de la descolonización inmediata de Puerto Rico es el incuestionable mandato electoral vigente en Puerto Rico a partir del plebiscito del 6 de noviembre de 2012. Es el rechazo a la actual condición territorial y colonial y el reclamo de igualdad con la estadidad”.

Al mismo tiempo, el presidente de la Cámara indicó que “la inequidad es una de las principales razones del atraso socioeconómico de nuestro pueblo”.

Deja un comentario

*