Cada día más lejos de la Reforma Contributiva federal

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

El gobierno puertorriqueño se dirige al Senado federal en busca de lograr que Puerto Rico sea incluido en la Reforma Contributiva federal que fue aprobada, ayer jueves, por la Cámara de Representantes federal.

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares dijo que no incluir a Puerto Rico en dicha reforma sería una “acción discriminatoria”.

La reforma contributiva propuesta pone en vilo unos 250,000 empleos en Puerto Rico. Según expertos, el aprobar esta medida sin incluir a Puerto Rico implicaría que las corporaciones tendrían que pagar más contribuciones y sus costos operacionales aumentarían.

“Ante la aprobación en la Cámara de Representantes de Estados Unidos del proyecto que pretende reformar el sistema de impuestos federales, los esfuerzos del Gobierno de Puerto Rico dirigidos a lograr la integración de la Isla al sistema contributivo de la Nación y, por ende, lograr condiciones que promuevan y faciliten nuestro desarrollo económico y la creación de empleos, se concentrarán ahora en el Senado federal”, expresó por escrito Rosselló Nevares.

“Nuestra propuesta, la cual nos proponemos sea considerada en el proceso de conferencia legislativa para armonizar los proyectos de Cámara y Senado federal, crea empleos y riquezas en Puerto Rico como parte de los Estados Unidos, en lugar de eliminarlas, como resultaría con el proyecto aprobado hoy (jueves)”, aseguró el Mandatario.

Indicó que “si el Congreso toma esta acción sin tomar en consideración a Puerto Rico, laceraría la economía, lo que va contra los propósitos de la Ley PROMESA, legislada precisamente por ese Congreso. Esa acción discriminaría contra los 3.4 millones de ciudadanos americanos que viven en Puerto Rico”.

“Seguiremos trabajando para que se considere a Puerto Rico en dicha reforma contributiva. De no ser considerado, sería un trato desigual y discriminatorio para los ciudadanos americanos residentes en Puerto Rico”, insistió.

Por su parte, la comisionada residente Jenniffer González, junto al presidente de la Cámara de Representantes federal, Paul Ryan (R-Wi), se unieron en el mensaje de que “nuestra intención es hacer mejoras a nuestra legislación en materia de reforma tributaria, en lo que se refiere a Puerto Rico, cuando vayamos a conferencia”.

“Puerto Rico todavía está trabajando para reconstruir después del daño ocasionado por los huracanes Irma y María. El Congreso ha estado enviando ayuda, muchos de nuestros miembros han visitado Puerto Rico después de la tormenta y siempre estamos buscando más formas de ayudar a la isla. Una de esas maneras es a través de incentivos fiscales adicionales para que nuestros conciudadanos estadounidenses en Puerto Rico puedan tener todos los recursos posibles para reconstruir sus vidas y su economía”, expresaron por escrito.

El presidente del Partido Popular Democrático (PPD), Héctor Ferrer Ríos, no tardó en reaccionar y unirse a las voces para se incluya a Puerto Rico en dicha reforma que pondría en “jaque” la economía de la Isla.

“La aprobación de esta medida que le impone un arbitrio de 20 por ciento a las ventas de los productos manufacturados por las Corporaciones de Control Foráneo (CFC), y que incluye las que están ubicadas en la Isla, pone en jaque nuestra economía, pues representa el 30 por ciento de nuestro presupuesto, y atenta contra el trabajo de miles de puertorriqueños”, reaccionó.

“En estos momentos todos los esfuerzos deben estar dirigidos a evitar su aprobación en el Senado federal, por lo que no hay espacio para divisiones. Es momento de unidad. Mi llamado es para que todos los sectores llevemos una sola voz a la Capital federal en beneficio del país”, dijo Ferrer Ríos.