Cámara aprueba proyecto que regula el aborto

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

La Cámara de Representantes aprobó ayer -jueves- el Proyecto del Senado que regula el aborto en Puerto Rico y establece que menores de 18 años no puedan someterse a tal procedimiento sin el consentimiento escrito de su padre custodio o tutor legal.

La presidenta de la Comisión de los Jurídico, María Milagros Charbonier Laureano, quien presentó la medida al pleno, explicó que “tomamos la decisión de no hacer vistas públicas porque el proyecto, como está presentado, está de acuerdo con los parámetros de la jurisprudencia federal y de Puerto Rico”.

“Con este proyecto hemos logrado detener el abuso de estas clínicas de aborto, sobre todo le hemos dado certeza a todos los asuntos colaterales que puede considerar y tener una mujer cuando decide terminar el embarazo”, expresó Charbonier Laureano.

“Le hemos dado salubridad y que le informen lo que le están haciendo y las consecuencias a corto y largo plazo. Sobre todo, estamos protegiendo a los menores del país. Es sorprendente la cantidad de menores de 13, 14 y 15 años que están entrando a clínicas de aborto solos. Y ahora sus padres deben saber y deben ir al Tribunal”, dijo.

El representante Eddie Charbonier Chinea igualmente, dijo que “esto es un proyecto de salubridad. Esto es un procedimiento serio. Pero no sabía que era tan fácil para un menor de edad entrar a una clínica de aborto y que nadie le preguntara que edad tenía. Esa información la recibí en mi oficina”.

Del mismo modo, la representante Jacqueline Rodríguez Hernández, señaló que “el consentimiento de los padres es esencial en este proyecto. Es imposible que una menor vaya por ahí a una clínica a hacerse un aborto sin que nosotras las madres y los padres sepamos siquiera que nuestras hijas están embarazadas”.

Mientras, el representante Luis Vega Ramos disintió de la medida. Dijo que el proyecto de ley “tiene algunos ámbitos que recogen normas plasmadas en reglamentos, crea un nuevo concepto judicial y obligar a una menor de edad a ir al tribunal al tratar de defender sus derechos reproductivos”.

Asimismo, el representante independentista Denis Márquez Lebrón argumentó que “el proyecto no persigue resolver un problema sino complacer una visión social, religiosa, fundamentalista”.

El representante Manuel A. Natal Albelo, alegó que las menores víctimas de agresión sexual agredidas por familiares cercanos estarían obligadas, en caso de un embarazo producto de violación, “pedirle el permiso a su propio agresor”.