Cámara insiste en sustituir Ley 80 con Fondo Especial

Por CyberNews

 

La Cámara de Representantes insiste en la propuesta de crear un fondo para atender reclamaciones por despido injustificado, en aras de conciliar diferencias sobre la propuesta derogación de la Ley 80. Con la propuesta se  enmendaría la “Ley del Sistema de Compensaciones por Accidentes en el Trabajo”, para establecer un Fondo Especial que cubra estas reclamaciones.

La medida radicada por el representante José Enrique Meléndez, el presidente de la Cámara de Representantes Carlos Méndez y el representante, Antonio Soto, facilitará a los patronos del sector privado un mecanismo adecuado y sin más cargos, que les permitirá  cubrir reclamaciones generadas al amparo de la Ley 80, y para otros fines relacionados. Según explica la exposición de motivos del proyecto, el dinero que será dirigido a ese fondo surgirá de las primas que pagan los patronos a la Corporación del Fondo del Seguro del Estado.

“Es meritorio recordar que todo patrono en Puerto Rico, hoy, paga una prima a la Corporación del Fondo del Seguro del Estado, con el propósito de atender los trabajadores lesionados, mientras se les libera de responsabilidad. En principio, este esquema nos ofrece una oportunidad. Nos explicamos; la ley que crea la Corporación del Fondo del Seguro del Estado permite que esta pueda usar hasta un 22% de los ingresos provenientes de las primas cobradas, para ser usados en gastos administrativos. De esa partida, y sin poner en riesgo los recursos de los lesionados y sin aumentar la prima a los patronos, podemos separar un siete punto cinco por ciento para establecer un Fondo Especial dirigido a atender las reclamaciones generadas al amparo de la Ley Núm. 80”, expresa la exposición de motivos del Proyecto de la Cámara 1661.

Sin embargo, no especificaron el tope que recibiría cada empleado despedido injustificadamente bajo la nueva propuesta. El Proyecto anterior, que fue derrotado ayer por el Senado, creaba el “Fondo de Compensación por Despido Injustificado y Reingreso al Ámbito Laboral”, que se nutriría de 100 millones de dólares de la asignación multianual para desarrollo económico. Bajo esta medida los empleados recibirían hasta $9,500.

Meléndez destacó que el objetivo de la Junta de Control Fiscal para solicitar la derogación de la protección que otorga la Ley 80, es liberar a los patronos del sector privado del pago del remedio que esta otorga a los trabajadores No obstante, apuntó que es evidente que “la continua insistencia de la Junta de eliminar la Ley 80 no ha logrado el respaldo necesario para ser aprobada por la Legislatura, la cual no va a renunciar a sus facultades constitucionales de defender a los trabajadores, tanto del sector público como los del sector privado. Personalmente he evaluado las propuestas establecidas y no he podido encontrar ni un solo punto que me convenza de que la derogación de la Ley 80 impulse la creación de nuevos empleos o la posibilidad de algún repunte económico”.

El legislador añadió que la creación de este Fondo Especial ayudará a que la Ley 80 se mantenga en vigor y le provea a los patronos del sector privado una alternativa razonable para atender cualquier reclamación producto de la misma. “Si el razonamiento de la Junta para solicitar la derogación de la Ley 80 es reducir los costos para los patronos, y, por lo tanto, reducir el costo para hacer negocios en Puerto Rico, entendemos pues, que esta medida adelanta adecuada y razonablemente los objetivos promovidos por la Junta, sin lacerar los derechos de los trabajadores”, puntualizó Meléndez.