Cambio de mando en los Centros Sor Isolina Ferré

Luis Ortiz viene a reemplazar a José Luis Díaz Cotto. (Suministrada)

Por CyberNews

 

La Junta de Directores de los Centros Sor Isolina Ferré anunció  el nombramiento del licenciado Luis Ortiz como nuevo principal oficial ejecutivo de la organización sin fines de lucro.

La designación se produce tras un proceso de varios meses para seleccionar al sucesor del doctor José Luis Díaz Cotto, quien asumió las riendas de los CSIF en 2001 tras el fallecimiento de la fundadora Sister Isolina Ferré, MSBT.

“La satisfacción más grande que me llevo es la oportunidad de haber podido servir a mis hermanos y saber que las oportunidades que encontraron los CSIF verdaderamente transformaron sus vidas”, dijo Díaz Cotto en declaraciones escritas.

Díaz Cotto permanecerá como consultor de los CSIF durante un tiempo para garantizar una transición ordenada. Durante sus 17 años como CEO, Díaz Cotto fue clave para que los Centros pudieran seguir adelante con su misión tras el deceso de Sister Isolina y llevó sus operaciones a un alto nivel de profesionalismo, excelencia, eficiencia, solidez financiera y transparencia organizacional. Fue clave en el desarrollo e implantación de los servicios que han posicionado a los CSIF como una entidad líder en el Tercer Sector, como los programas de educación alternativa y de prevención de deserción escolar, embarazo entre adolescentes y delincuencia juvenil.

De hecho, un estudio reciente evidencia que los programas de prevención y educación de los Centros tienen una tasa de efectividad de 96 por ciento para males sociales como la delincuencia juvenil, la deserción escolar y el embarazo entre adolescentes.

“José Luis ha sido un líder visionario y compasivo. Gracias a él y a su equipo de trabajo, los Centros pudieron afrontar muchísimos retos, en especial, lograr la estabilidad financiera, la expansión de los programas y la atención directa a más de 67,000 de las poblaciones más necesitadas de Puerto Rico tras el paso del huracán María. La huella de José Luis es profunda dentro y fuera de los Centros. Somos muy afortunados de haber contado y seguir contando con su visión y energía”, dijo el presidente de la Junta de Directores de los CSIF, Luis A. Ferré Rangel.

El proceso de selección se llevó a cabo por un comité especial de la Junta de Directores, encabezado por Ferré Rangel.  “Durante el 2019, los Centros celebran 50 años de misión para ayudar a nuestras poblaciones más vulnerables a alcanzar una vida plena. Que este pase de batón ocurra en este contexto significa una reafirmación del compromiso de esta institución para aportar al desarrollo socio económico de Puerto Rico con soluciones pertinentes que contribuyen a mejorar la calidad de vida de niños, jóvenes y adultos”, explicó Ferré Rangel.

El nuevo CEO llega a los Centros con variada experiencia en la empresa privada y el gobierno, pero sobre todo con un gran deseo de escuchar y trabajar en pos de su misión de amor y servicio al prójimo, tanto con el excelente equipo de trabajo de la organización como con los participantes que reciben servicios. “Asumo esta posición con un gran sentido de responsabilidad y compromiso para continuar fortaleciendo el legado de Sister Isolina, que ha tenido un impacto positivo y duradero en la vida de tantas personas durante las pasadas cinco décadas”, expresó el Lcdo. Ortiz. Al entrar en funciones, el ejecutivo ha puesto especial énfasis en conocer a fondo los cerca de 30 programas que ofrecen los CSIF en la actualidad.

Los Centros Sor Isolina Ferré son una institución sin fines de lucro con 49 años de trayectoria que promueve el desarrollo integral del ser humano a plenitud con justicia, dignidad, respeto y amor. La organización se vale de la educación, la prevención, la intercesión, la tecnología y la autogestión para brindar servicios directos a más de 47,719 personas de todas las edades: desde niños y adolescentes hasta adultos y personas de mayor edad. CSIF ofrece programas correctivos y de prevención, desarrollo humano y desarrollo comunitario que brindan soluciones para enfrentar problemas como la deserción escolar, el embarazo entre adolescentes, la violencia y el desempleo y la crisis económica. Los diferentes programas y servicios se ofrecen en 24 municipios, incluyendo la región de Ponce, diversos sectores de Guayama, San Juan y Canóvanas, así como otros pueblos de la Isla.