Cannabis medicinal: mitos y realidades

Chocolates con cannabis son de los comestibles utilizados por los pacientes.

Por Angelique Fragoso Quiñones

redaccion@esnoticiapr.com

 

“Mi condición está detenida” confirmó Madeline Rivera Feliciano, quien ya no se oculta para consumir los chocolates de marihuana que consume en las noches para aliviar sus dolores y conciliar el sueño, sobretodo, ahora que se reconoció el uso medicinal del cannabis bajo regulación en Puerto Rico.

“El cannabis me ha ayudado con mis dolores neuropáticos. Los medicamentos no me quitaron los dolores neuropáticos, me los quitó el cannabis. Tampoco padezco de espasticidad, que es cuando los músculos se le ponen bien rígidos a los pacientes de esclerosis múltiple”, testificó.

Rivera Feliciano es presidenta de la Alianza de Pacientes Pro Cannabis y desde hace tres años lo utiliza como único tratamiento contra su enfermedad y da fe de cómo ha mejorado a diferencia de pacientes, que conoce, tratados con fármacos.

No obstante, el doctor Alberto Rivera, especialista en manejo del dolor y médico certificado para la recomendación de esta sustancia, explicó que el cannabis “no viene a reemplazar los medicamentos que está utilizando la persona actualmente, viene a insertarse para mejorar el síntoma y mejorar la calidad de vida”.

El también colaborador de Cannaworks Institute, entidad certificada por el Departamento de Salud (DS) para proveer los cursos educativos requeridos para ser parte de la industria del cannabis, reiteró que esta sustancia no es curativa, sino solo un tratamiento complementario.

El galeno informó que el consumo del cannabis es permitido por el DS para tratar: el cáncer, las náuseas relacionadas al cáncer, al igual que los vómitos; se utiliza para el virus de HIV, la enfermedad de Crohn, la fibromialgia, la esclerosis múltiple, los desórdenes de ansiedad, cualquier tipo de artritis, incluyendo la artritis reumatoide, la anorexia, migraña, dolor crónico.

Añadió que las personas con Parkinson, con Alzheimer, parapléjicos, con compresión del cordón espinal, con hepatitis C o epilepsia, también pueden consumir cannabis.

Al principio Rivera Feliciano no creía en el poder medicinal del cannabis hasta que decidió investigar para cerciorarse si realmente esta sustancia podía ser un tratamiento efectivo para su condición, como le había recomendado un amigo.

“Me puse a buscar en Internet y descubrí que hay estudios científicos de universidades en Estados Unidos que avalan el uso de la marihuana para la esclerosis múltiple y, cuando vi los estudios, eso fue suficiente para mí”, expresó. Desde entonces, utiliza el cannabis como tratamiento alternativo para su condición y da fe de sus resultados.

“Desde que uso cannabis no uso nada, ni los cuatro medicamentos del psiquiatra ni los cuatro medicamentos que me pudo haber recetado en algún momento el neurólogo”, confirm.

 

Modo de consumo

El doctor Rivera indicó que hay tres maneras principales permitidas por el DS para consumir el cannabis: la flor completa, la vaporización o algún tipo de extracción.

Reiteró que “lo que no se permite es fumar la flor” y que, de las extracciones, pueden hacerse aceites, cápsulas y comestibles.

El galeno destacó que “dentro de los comestibles vienen unos aceites que son sublinguales que vienen con sabor”. Anunció –además- que los sistemas de vaporización ya vienen predeterminados como el cigarrillo eléctrico de cannabis; esto va a venir a Puerto Rico, hay compañías que están contemplando producirlo”.

Por su parte, la paciente pro cannabis indicó que consume el cannabis “a diario como cualquier medicamento y lo uso de diversas formas, yo hago comestibles, en mi caso hago chocolates, aceites. Yo misma lo preparo, he hecho ungüentos, vaporizo por las noches para dormir, por el insomnio”, declaró.

A su vez indicó que “la mejor manera de consumir el cannabis es haciendo comestibles o usando aceite y en vez de fumar vaporizar, porque vaporizar es un modo de sacarle la medicina a la planta con un aparato y ese humo no tiene combustión como en el caso de fumar”.

Rivera Feliciano explicó que prefiere vaporizar el cannabis en lugar de fumarlo, porque la combustión mata ciertas propiedades de la planta que ayudan a la salud.

 

¿Es adictivo?

El abogado Nicolas Andreu, también paciente pro cannabis, expresó que el cigarrillo es mucho más adictivo que la marihuana.

“La marihuana la fumas o no la fumas, pero no te causa dependencia alguna. La idea que te transforma la personalidad, también es falso”, confirmó.

Señaló que el alcohol es una droga mucho más peligrosa porque causa daño físico y transforma el comportamiento de quien lo consume. “Vuelve a la gente más agresiva, pierden coordinación”, dijo.

El abogado retirado advirtió que “la nicotina es la droga más adictiva que hay y el alcohol la más peligrosa”.

En cuanto al cannabis aseguró que “es tan adictivo como un buen postre. Hay algo bueno que te hace sentir bien y tú lo quieres, pero te lo comes si quieres o no te lo comes. Tiene un potencial adictivo como todo lo bueno”, manifestó.

 

Condiciones debilitantes

• Cáncer y tratamiento con quimeoterapia
• Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH)
• Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA)
• Esclerosis Lateral Amiotrófica
• Esclerosis múltiple
• Enfermedad de Crohn
• Varios tipos de artritis
• Desórdenes de ansiedad
• Epilepsia
• Parkinson
• Anorexia
• Migraña
• Lesiones en el Cordón Espinal
• Hepatitis C
• Condiciones con síntomas de: caquexia, dolor crónico, náuseas y espasmos

Fuente: Departamento de Salud

Deja un comentario