Caos versus cooperación

 

Una de las pocas cosas positivas de esta nueva realidad que vivimos, es la cooperación y solidaridad de los puertorriqueños en las comunidades. Donde se nos necesita allí vamos. Limpiando camino, compartiendo alimentos, denunciando y exigiendo para otros.

Hemos vuelto a ser gente, sufriendo con el que sufre. He tenido la oportunidad de llevar mi conocimiento médico a Haití en 3 ocasiones con el terremoto, y a Honduras en el paso del huracán Mitch.

He visto la devastación, el dolor, la enfermedad y la muerte, bien de cerca. He visto como miles de voluntarios de todos los países llegaron a esos lugares. Querían ayudar, cooperar y ser solidarios. A mi Isla no han podido llegar.

La historia humana está llena de ejemplos de cómo los pueblos se levantan de sus ruinas. Nunca fueron los poderosos ni los políticos. Fueron las comunidades.

Definitivamente, este sistema capitalista no funciona, va en retroceso y tenemos la obligación de organizarnos, de otra forma. Barcelona lo hizo en 1940, Japón, Alemania y cientos más.

Debemos volver a la vida simple, donde cada comunidad se organice para resolverse sus problemas de alimento, salud, educación y seguridad, entre muchos otros.

Conozco a varios líderes comunitarios, como Ernie X. Rivera, Freddie Santiago, María Figueroa, Lourdes Rivera y muchos más, que están trabajando en esa dirección. Es desde esa plataforma, que vamos a tener un país. Este lo perdimos. Nuestros hijos, nietos y todos los niños y jóvenes, se lo merecen.

Debemos despertar para poder levantarnos, pues dale, organiza a tu calle, a tu barrio, a tu comunidad y finalmente a tu pueblo y a tu Puerto Rico. Aquí me pusieron, aquí moriré.

Si tienes dudas o comentarios me puedes escribir a rrodrig711@aol.com ¡Hasta la próxima!