“Carcachas” las lanchas de las islas municipio

El operativo de movilizar a la Guardia Nacional para llevar suministros a Vieques y Culebra cuesta $7 mil diarios. (Suministrada)

Por CyberNews

 

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares dio su versión el miércoles, sobre por qué las lanchas que proveen transportación a las islas municipio de Vieques y Culebra siempre están dañadas.

“Aquí no se le ha dado mantenimiento adecuado por décadas las naves que tenemos dañadas. Es como el que tiene una carcacha que ya no rinde su propósito y sigues invirtiendo para que pueda darte un poquito más”, dijo el gobernador en conferencia de prensa.

Rosselló Nevares explicó, además, por qué prefirió activar la Guardia Nacional para llevar suministros en vez de utilizar las embarcaciones privadas de la empresa Puerto Rico Fast Ferries.

“A la Guardia Nacional yo la puedo activar inmediatamente y el costo que conlleva no iba a ser muy diferente y a la misma vez puedo tener control de cuánto tiempo la utilizo”, señaló el mandatario.

Según el estimado del gobernador, este operativo cuesta 7 mil dólares diarios.

El primer ejecutivo rechazó que deliberadamente el gobierno permitiera el deterioro de las lanchas para justificar la privatización.

Durante este pasado fin de semana, dos lanchas que proveen servicios a la ATM se averiaron; además de otras dos lanchas que ya estaban en reparación. Esto provocó la alteración del sistema de transportación para las islas municipio.

Mientras, el martes Rosselló Nevares informó que firmó una orden ejecutiva a fin de activar a la Guardia Nacional de Puerto Rico (GNPR) para el apoyo a la ATM en la transportación de artículos de primera necesidad a las islas municipio. Explicó que el envío que se busca garantizar con esta orden ejecutiva incluye el transporte de artículos de primera necesidad, tales como suministros médicos, alimentos y combustible, así como otros bienes o productos.

Previo a eso, el lunes el ejecutivo dijo que alquilarían dos lanchas adicionales para dar servicio, que se sumarían a las cuatro que ya le alquilaron a la empresa Puerto Rico Fast Ferries.