Alarmante la cifra de casos con enfermedades cardiacas

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés)  informaron que las muertes por enfermedades cardiacas y accidentes cerebrovasculares están afectando a un gran número de adultos de mediana edad en los Estados Unidos.

Según los CDC, a pesar de que en gran medida los ataques cardiacos, los accidentes cerebrovasculares, la insuficiencia cardiaca y otras afecciones relacionadas son prevenibes, causaron 2.2 millones de hospitalizaciones en el 2016, lo que provocó un costo de $32,700 millones y 415,000 muertes, según el informe más reciente de Signos Vitales de los CDC.

Muchos de estos eventos ocurrieron entre los adultos de 35 a 64 años de edad, un grupo en el que hubo más de 775,000 hospitalizaciones y 75,000 muertes en el 2016. Si en cada estado se redujeran estos eventos -que pueden cambiar la vida- en un seis por ciento, se podrían prevenir un millón de problemas cardiacos para el 2022.

El informe de los CDC brinda nuevos datos específicos por estado sobre las visitas a las salas de emergencias, las hospitalizaciones y los costos, además de las muertes causadas por enfermedades cardiacas y accidentes cerebrovasculares. Proporciona a los estados información de referencia para mejorar la salud de sus habitantes.

Según Anne Schuchat, subdirectora principal de los CDC “los adultos pueden aprovechar oportunidades todos los días para reducir su riesgo de enfermedades cardiacas y accidentes cerebrovasculares. Muchos de estos eventos cardiovasculares les están ocurriendo a los adultos de mediana edad, que normalmente no consideraríamos que están en riesgo. La mayoría de estos eventos se pueden prevenir mediante acciones cotidianas que ayuden a reducir el riesgo y mejorar el manejo de las afecciones”.

Por otra parte, Janet Wright, directora ejecutiva de la iniciativa Million Hearts expresó que “la solución de esta crisis nacional no depende de un descubrimiento brillante o un gran avance de la ciencia. La solución ya se encuentra en lo más profundo de cada persona, comunidad y entorno de atención médica en todos los Estados Unidos. Los pequeños cambios, los cambios correctos, a lo largo del tiempo pueden producir enormes mejoras en la salud cardiovascular”, concluyó.

La impactante cantidad de muertes y hospitalizaciones por problemas cardiovasculares surge de las oportunidades que se pierden todos los días para detectar y tratar las causas comunes y controlables de las enfermedades cardiacas. El informe muestra lo siguiente:

  • 9 millones de adultos en los Estados Unidos aún no están tomando aspirina según lo recomendado.
  • 40 millones de adultos con presión arterial alta aún no la tienen bajo control.
  • 39 millones de adultos pueden beneficiarse si controlan el nivel de colesterol.
  • 54 millones de adultos son fumadores y la mayoría de ellos quiere dejar de fumar.
  • 71 millones de adultos no hacen actividad física.

El informe de Signos Vitales utiliza datos del Proyecto de Estudio del Costo y la Utilización de la Atención Médica de la Agencia para la Investigación y la Calidad del Cuidado de la Salud, el Sistema Nacional de Estadísticas Vitales, la Encuesta Nacional de Exámenes de Salud y Nutrición, la Encuesta Nacional de Salud y Consumo de Drogas y la Encuesta Nacional de Entrevistas de Salud.

La iniciativa Million Hearts® tiene la meta ambiciosa, pero alcanzable, de prevenir un millón de ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares para el 2022. Esta iniciativa es un llamado a la acción para abordar esta amenaza a la salud cardiovascular de los habitantes de nuestro país.

¿Cómo salvar un millón de corazones? Los profesionales y los sistemas de atención médica pueden:

  • Centrarse en el ABCS de la salud del corazón: Adecuado tratamiento con aspirina para las personas que lo necesiten, Buen control de la presión arterial, Control del colesterol y Sí a dejar de fumar.
  • Adoptar un enfoque de equipo y usar la tecnología, los procesos especialmente adaptados y las destrezas de cada uno en el sistema de atención médica para encontrar y cerrar las brechas en ese sistema.
  • Asegurarse de que las personas que hayan tenido un ataque cardiaco o un accidente cerebrovascular reciban la atención que necesitan para recuperarse bien y reducir el riesgo de otro evento.
  • Fomentar la actividad física y la alimentación saludable entre sus pacientes y empleados.