Cheki morena cheki y la UPR

Por Eva Judith López Sullivan, PH. D

empresasymercados@gmail.com

 

El pasado viernes, 9 de marzo la Universidad de Puerto Rico, en Ponce, vivió momentos de tensión cuando un grupo de estudiantes, profesores, empleados no docentes y del sindicato bloquearon el vehículo donde viajaba la presidenta interina de la Universidad cuando se disponía a salir del recinto.

Cánticos, bailes, gritos y reclamos caracterizaron el momento. Los jóvenes bailaron y cantaron frente a la guagua donde viajaba la doctora Nívea Fernández al son de la música ¨Cheki, morena, cheki. Cheki, morena…. Dando la vuelta…  ¿quién se quedará? Un pasito adelante y otro para atrás”.

Los comentarios sobre la nota publicada en un medio impreso de circulación nacional que reseñaba el incidente, muestran mucha molestia de los lectores del periódico con los estudiantes y el personal de la Universidad. Hace un tiempo, cuando la UPRP estaba en huelga, visité una oficina de un médico y las personas que se encontraban allí trajeron a la conversación la situación de la Universidad expresando en su gran mayoría incomodidad y disgusto por lo que estaba ocurriendo.

El famoso manoteo y tuteo de la joven universitaria en su conversación con el gobernador Ricardo Rosselló fue muy censurado. La realidad es que los nervios pudieron traicionarla frente a la presencia inesperada del Gobernador. Pero…. ya hay cierta animosidad contra los de la Yupi.

En este momento histórico para la Universidad es muy importante la imagen que proyecta al pueblo. Ese apoyo es vital. Somos la Universidad del pueblo. El discurso universitario no puede alejarse de la realidad que vive Puerto Rico. Escuché a una joven de Bayamón plantear que lo más importante es que no subieran la matrícula. A otros gritar ¨la universidad no se toca¨.

Hay que cuidar ese tipo de planteamientos que pueden mostrar una comunidad universitaria egoísta, alejada de la realidad que vive el país … y elitista. Estamos discutiendo que se estima que la propuesta del presidente Trump dejaría a un millón de puertorriqueños sin plan médico.   Y muchos pensionados viven una situación económica precaria y el panorama futuro luce oscuro.

Tenemos que ser proactivos aportando ideas, aunque haya una lluvia de contratos millonarios en el Capitolio y la secretaria de Educación gane $208 la hora… Nos toca realizar un análisis profundo y dar a conocer al pueblo todo lo que hacemos como institución de educación superior comprometida con la calidad de vida del pueblo y la creación de conocimientos.

Esta situación de crisis nos puede ayudar a desarrollar nuevos proyectos con las comunidades a las que nuestro recinto de Ponce principalmente sirve. Tenemos unos estudiantes excelentes y muchos facultativos comprometidos. También debemos identificar ¨la grasa¨ que se puede cortar.

Opino que la presidencia de la UPR debe sufrir una trasformación. Muchos asesores, de asesores, de ayudantes, de ayudantes especiales…. Creo firmemente que sacar fuera la política y el amiguismo de toda la Universidad es una gran meta…. ¿un sueño?

Cheki, morena, cheki. Cheki, morena… Dando la vuelta…  ¿quién se quedará? Un pasito adelante¨. Y otro para atrás….  bailarla y cantarla, pero con recomendaciones, sugerencias, proyectos que construyan una mejor Universidad que esta consciente de lo que vive el pueblo, pero que sus constituyentes la defienden sin subestimar lo que ocurre con otras instituciones, agencias y corporaciones del país.

Deja un comentario

*