Miles de sureños salen a comprar en la Venta del Madrugador

Por Angelique Fragoso Quiñones

redaccion@esnoticiapr.com

 

PONCE – Los precios reducidos de los televisores, ropa de casa y artículos electrónicos lograron que cientos de personas hicieran largas filas, por varias horas, para entrar a la tienda Walmart Supercenter, en el sector Baramaya, en esta ciudad, a comprar durante la llamada Venta del Madrugador.

La fila en el estacionamiento de la cadena de tiendas se mantuvo bajo control y tan pronto el reloj marco las 12 de la medianoche, el personal de la tienda abrió las puertas y comenzaron a dejar entrar calmadamente. Al mismo tiempo, advertían a los clientes que no podían correr ni empujar.

walmart-ponce1

Tomó casi 40 minutos que desapareciera la fila para entrar al negocio. Mientras, comenzaban a salír los primeros clientes con carritos de compras en los que cargaban televisores, juegos de ropa de cama, juguetes y otros artículos anunciados en las hojas de especiales.

Uno de los primeros clientes en salir fue Jorge Marín, quien viajó de Jayuya hasta el Walmart, del sector Baramaya. El hombre expresó que se sentía “satisfecho” con la Venta del Madrugador porque consiguió lo que buscaba y encontró organización para entrar y hacer la compra.

walmart-ponce3

Marín explicó que llegó a las 9:30 de la noche para comprar un televisor y desde ese momento comenzó a hacer la fila. Explicó que una vez abrieron las puertas, tardó 25 minutos en entrar, pero que se marchaba contento porque consiguió el televisor que buscaba. También se expresó complacido con la organización que hubo por parte de la cadena de tienda.

Otra de las clientas que viajó desde municipios cercanos a Ponce fue Franchesca Ramos, quien llegó las 8:00 pm. desde Adjuntas. Ramos tuvo que ser sacada de la fila y llevada a una ambulancia porque le dio un ataque de paáico al momento de entrar y no pudo entrar. El esposo entró e hizo la compra.

walmart13a

Mientras, Elías Martinez, residente en Juana Diaz, dijo que llegó a las 11:20 pm. y entró a la tienda cerca de la 1:00 am. Media hora después, deseaba irse, pero no lo podía hacer porque sus padres no aparecían en el tumulto de personas que había por todo el establecimiento.

Carlos Rivera viajó de Guayanilla a buscar un ‘Sound Bar’ que encontró tirado y lo cogió porque era el único que quedaba. Dijo que llegó a las 12:15 al establecimiento y tardó cerca de una hora en poder entrar. “Ha estado tranquilo, pero un poco desorganizado”, dijo.

Otro establecmimiento que esta megacadena de tiendas tiene en Ponce, también estaba abarrotado de clientes al momento de abrir la tienda a las 12:00 de la media noche.

Deja un comentario