Confinados se insertan en el cooperativismo

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

Los esfuerzos para insertar los confinados y exreos en el desarrollo de cooperativas crecen cada vez más en busca de proveer una fuente de empleo para este sector de la población.

Una de las más recientes cooperativa de confinados es la Tienda de Artesanías y Coffee Shop, reinaugurada en el Complejo Correccional de Bayamón, la cual opera bajo la administración de la Cooperativa Vencedores de los confinados del Instituto Educativo Correccional (IEC).

“Estamos proveyendo todas las herramientas necesarias para la rehabilitación del confinado y una de ellas es el adiestrarlos en cursos empresariales para que una vez estén en la libre comunidad puedan tener sus propios negocios”, señaló el secretario del Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR), Erik Y. Rolón Suárez.

La Tienda de Artesanías y Coffe Shop estuvo bajo la administración del DCR. Actualmente, con el desarrollo de las cooperativas y los cursos empresariales que han tomado por parte de la Comisión de Desarrollo Cooperativo les dieron la oportunidad a los confinados socios de la Cooperativa Vencedores del IEC de administrar la misma.

“Gracias a la ayuda que la Comisionada de CDCOOP, Ivelisse Torres Rivera, le ha brindado al DCR hemos logrado que los confinados logren desarrollar sus cooperativas en varias instituciones correccionales del país”, indicó Rolón Suárez.

Esta cooperativa de confinados está compuesta por 30 reos y fue creada como una alternativa rehabilitadora que proveerá el conocimiento empresarial necesario para que los confinados puedan autoemplearse en la libre comunidad.

La Tienda de Artesanías y Coffee Shop opera bajo la supervisión de un Oficial Correccional que custodiará a un confinado en horario de 7:00 am a 2:00 pm de martes a sábado. En la misma venden piezas confeccionadas por los confinados, café, refrigerios y golosinas.

 

Nace AreCoop

Los esfuerzos dirigidos a los confinados y exreos también incluyen labores agrícolas en la región norte donde se desarrolla la Cooperativa Agroempresarial Río Encantado (AreCoop).

“Es gratificante para los que impulsamos el desarrollo de este modelo empresarial ver la formación de este tipo de organización que se dirige a preparar sectores como los confinados y exconfinados en labores agrícolas. A la vez estos cooperativistas le ofrecen una oportunidad de transformar vidas mediante el cooperativismo”, indicó.

AreCoop nació como una inquietud de Wilson Castellanos, un pastor quién por sus labores en las cárceles de la isla, notó cuán difícil es para un confinado integrarse a la libre comunidad y lograr un trabajo digno que le permita sostenerse, no volver a delinquir y progresar.  Fue entonces que se acercó a familiares y amigos, y le propuso la creación de la cooperativa.

“Llegaron a la CDCoop y junto a nuestros especialistas desarrollaron la idea de crear una empresa que le diera la oportunidad a los más desventajados de echar hacia adelante y obtener un empleo. Ellos lo llaman “una cooperativa de amigos” y es la mejor manera de describirla. Su visión es crear talleres de trabajo en la agricultura, un sector en crecimiento”, sostuvo la Comisionada.

Esta cooperativa cuenta con el apoyo de la Universidad de Puerto Rico, la Oficina de Ética Gubernamental, el Servicio de Extensión Agrícola, Desarrollo Rural, el Departamento de Agricultura, el DCR y la Cooperativa de Ahorro y Crédito de Florida.