Consejos de higiene para el comienzo de clases

Comenzaron las clases en las escuelas públicas y privadas. No importa a cuál de ellas asista tu niño, hay ciertas cosas que son importantes practicar. Me refiero a tener buenas prácticas de higiene personal.

Las mismas deben enseñarse en el hogar y practicarse constantemente para que cuando llegue el momento de ir a la escuela, tu niño las realice como algo normal sin necesidad de que se lo ordenen.

Veamos algunas cosas que debemos hacer en casa para crear una costumbre.

Las uñas deben mantenerse cortas. Esto es muy importante en los niños porque ellos están jugando constantemente y debajo de las uñas se acumula suciedad. Aunque tú como padre estés revisando el estado de las uñas de tu hijo, debes recordarle la razón por la que deben mantenerse cortas y que es buena idea que ellos mismos te indiquen cuando es tiempo de cortarlas.

Las manos deben lavarse antes y después de comer, luego de ir al baño y luego de jugar afuera. Estas prácticas se deben inculcar al niño en el hogar. Se debe comenzar diciéndole que se lave las manos antes o después de las actividades mencionadas y explicar de forma sencilla que es importante para que no se vayan a enfermar.

Según el niño crece, lo pueden observar para confirmar si se está lavando las manos sin necesidad de que alguien se lo diga.

Se debe enseñar a los niños a usar una servilleta para cubrir la boca cuando estornuden o tosan y luego pueden limpiar sus manos con un desinfectante.

El desinfectante de manos no sustituye el lavado con agua y jabón, pero puede utilizarse cuando se está fuera de la casa. De esta manera disminuye la propagación de gérmenes a los compañeros.

En el recreo no deben colocar la comida directamente sobre la mesa o bancos. Deben hacer uso del empaque o una servilleta para evitar que el alimento se contamine con superficies contaminadas que puedan enfermarlo.

Otra práctica sumamente importante es que los padres deben revisar la cabeza del niño regularmente para detectar la posible presencia de piojos. Este problema debe atenderse de inmediato ya que se propaga con mucha facilidad entre los niños.

En el caso de las niñas, se recomienda que vayan a la escuela con el pelo amarrado, para hacer un poco más difícil la propagación de los piojos.

¿Qué debes incluir en el bulto de tus niños?

  1. Al menos una servilleta en la lonchera.
  2. Una pequeña bolsa o cartera con papel higiénico y/o toallas humedecidas.
  3. Desinfectante de mano.

Cualquier duda o pregunta, puedes escribirme a estureceta@gmail.com