Consternación por tiroteo cerca de escuela elemental

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

 

Un tiroteo ocurrido en las inmediaciones de la escuela Evaristo Rivera Chevremont, en el residencial Vista Hermosa, en San Juan, obligó a un grupo de niñitos a buscar refugio debajo de las mesas de su salón de clases y así salvaguardarse de las decenas de disparos, evidencia un vídeo de la escena.

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares advirtió a los responsables de la balacera que no le dará tregua y ordenó que se investigara lo ocurrido.

“Vi las escenas donde los niños, auxiliados por sus maestras, se protegen bajo las mesas del salón de clases. Sepan los criminales responsables de atentar contra la vida de nuestros estudiantes y maestros que no les vamos a dar tregua en nuestro compromiso de devolverle la escuela y la comunidad a las familias de bien”, informó en un comunicado de prensa.

“Estoy dando instrucciones específicas para que de inmediato, no solo se investigue lo ocurrido, sino que se actúe para proteger la vida de nuestros estudiantes y maestros. Sepa el narcotráfico que no le vamos a dar tregua”, indicó.

En el vídeo se escucha a las maestras dándole instrucciones a los pequeños para que no levanten las cabezas y se mantengan bajo las mesas. También le pide a uno de los estudiantes que abrace a una de las niñas que no para de llorar mientras se escuchan decenas de disparos.

Mientras, la secretaria del Departamento de Educación (DE), Julia Keleher, expresó en un comunicado que “dentro de todo lo lamentable del incidente me siento sumamente satisfecha y orgullosa del ejemplo que dieron las dos maestras”.

Explicó que, según testigos, en medio de un sepelio, desconocidos comenzaron a disparar al aire lo que ocasionó que las maestras activaran el protocolo en estos casos, similar al que se sigue durante los simulacros de terremoto.

El DE identificó a las maestras como Rebecca Gómez Pellot (salón hogar) y Belgis González (inglés), quienes al escuchar las detonaciones, ordenaron a los niños que se colocaran debajo de las mesas.

Ningún estudiante, maestro ni empleado de la escuela resultó herido y, tras pasado el momento, se continuó ofreciendo clases, informó el DE, quienes mañana martes enviarán personal al referido plantel.

Deja un comentario

*