Consternada la comunidad con muerte del sacerdote polaco

Por William J. Rodríguez

redaccion@esnoticiapr.com

@esnoticiapr.com

 

PONCE – La muerte del sacerdote Stanislaw Szczepanik consternó a la comunidad de la parroquia La Milagrosa, en esta Ciudad, quienes no podían salir del asombro ante la posibilidad de que se trata de una agresión al hombre que días después del paso del huracán María se confundía entre ellos para reparar viviendas, techos y dar la mano a todo el que lo necesitaba.

El sacerdote Stanislaw Szczepanik saludo desde lo alto de la Iglesia reparando el techo tras el paso del huracán María.

El religioso, de 63 años de edad, tres de los cuales ejerció como sacerdote en La Milagrosa, fue hallado herido en un paseo lineal a pasos de la Iglesia.

Szczepanik fue certificado muerto el pasado domingo, dos días después de ser hallado sobre el pavimento en el paseo lineal. Corría una bicicleta al momento del incidente. La misma fue ocupada por la Policía.

La Policía informó que el padre Stanislaw tenía hemorragia intracraneal y sufrió un paro respiratorio. Fue atendido por la doctora Blanca Fernández, del Hospital Dr. Pila, en Ponce.

En la madrugada del viernes, una llamada alertó a la Policía sobre una persona tirada en el pavimento por aparente caída en bicicleta. La persona, que horas después resultó ser el religioso, fue llevada al hospital con trauma en la cabeza -área occipital- y herida abierta.

El Paseo Lineal en referencia no es un lugar seguro. Apenas es utilizado por los ponceños porque el mismo es frecuentado por adictos y malhechores. También ha sido escenario de varios incidentes y la seguridad en el lugar escasea o es nula.

«Si hay un problema de seguridad allí, si es que la gente no se siente segura, le hicimos el llamado a la alcaldesa de Ponce (María Meléndez Altieri) a que explique si hay seguridad; si hay rondas preventivas; si el lugar no es seguro, debe haber un cartel

Noticias Vaticano reseñó el incidente.

que plantee que este lugar no es seguro, y si hay personas que van allí a hacer uso de sustancias u otras cosas, qué nosotros como sociedad estamos haciendo para ayudar a esos hermanos que tienen la enfermedad de la adicción. Eso es lo que en este momento sería lo más importante para ese legado que nos dejó Stanislaw», dijo Gilvic Carmona de Jesús, portavoz de la Parroquia.

El feligrés tuvo palabras de elogio para el religioso. Recordó que se pasaba dando las «gracias en todo momento» y lo atribuyó a que fue un sacerdote que estuvo asignado a El Congo, en Africa; luego fue trasladado a Haiti y también laboró en la República Dominicana antes de llegar a Puerto Rico, donde decía que se sentía como «un rey».

«Allá tú eres más que pobre. Cuando llegó a Puerto Rio y República Dominicana, que podía tener acceso a las cosas, decía: ‘me siento como un rey'», recordó Carmona de Jesús. «Estamos hablando de un cristiano, de un sacerdote que nos da ejemplo», destacó.

La fiscal Marjorie Gierbolini informó a Es Noticia que el cadáver está en el proceso para autopsia y deberá esperar aproximadamente 4 a 5 días para poder conocer si el golpe que tenía en la cabeza se debió a una caída o alguien lo golpeó. Una vez reciban el informe, continuarán con la investigación para el esclarecimiento del caso.

La Iglesia La Milagrosa y varios de sus feligreses realizaba gestiones -en la tarde del lunes- para coordinar los actos fúnebres. Carmona De Jesús indicó que, por petición de un familiar, el sacerdote sería cremado y trasladado a su natal Polonia.

 

 

Audio de Noticias Vaticano