Contralor detecta irregularidades en compras del municipio de Ponce

Por Redacción Es Noticia

redaccion@esnoticiapr.com

PONCE – Una auditoria de la Oficina del Contralor reveló que una empleada del ayuntamiento falsificó documentos para favorecer que las compras, las cuales sobrepasan el medio millón de dólares, se le realizaran a determinado suplidor.

La situación ocurrió del 2009 al 2012 cuando realizaron 524 órdenes de compra por $517,107 a favor de un proveedor de muebles y enseres electrodomésticos para el hogar, señaló la auditoria.

“Nuestros auditores detectaron en las cotizaciones de siete proveedores, quienes no fueron favorecidos, que en el documento original habían escrito -con tinta de otro color- las siglas C.O.D (“Cash on Delivery”) en frases como: se exige pago C.O.D., Cash Pago C.O.D. o Requiere Pago C.O.D. Un examinador de documentos (perito) del Instituto de Ciencias Forenses concluyó que la compradora (empleada municipal) fue la autora de las cotizaciones examinadas”, reza el informe de auditoría.

La situación fue referida al Departamento de Justicia y a la Oficina de Ética Gubernamental el pasado 18 de mayo. “Al respecto se pudo haber configurado los delitos de intervención indebida en las operaciones gubernamentales y perjurio tipificados en la Ley 149-2004 del Código Penal de Puerto Rico, según enmendado y en la Ley 1-2012 de la Ley de Ética Gubernamental”, señaló el Contralor.

La auditoría de un hallazgo señala que las cotizaciones eran suministradas por los ciudadanos que acudían a solicitar ayuda al Departamento de Servicios al Ciudadano. Los técnicos que recibían a los ciudadanos indicaron que las cotizaciones recibidas no tenían las siglas añadidas de C.O.D. y los proveedores entrevistados indicaron que no escribieron las siglas ya que siempre estuvieron dispuestos a ofrecerle crédito al Municipio.

Contrario a la Ley 81-1991 de Municipios Autónomos, las cotizaciones presentadas por los proveedores, no contenían el nombre, título ni la firma del funcionario o empleado que recibió, aceptó y adjudicó las mismas. Además, la compradora realizaba funciones conflictivas como firmar las requisiciones de compras, evaluar las cotizaciones, adjudicar las compras y, recibir y entregar los cheques de pago.

Alcaldesa reacciona

La alcaldesa de Ponce, María Meléndez Altieri, aseguró que tomó medidas correctivas correspondientes, incluyendo la suspensión sumaria de la empleada. Informó que escribió al Departamento de Justicia y a la Oficina de Ética Gubernamental expresando la disponibilidad para cooperar en el proceso de investigación.

“Desde noviembre de 2015 la empleada señalada como Oficial de Compras, y de quien se hace referencia en este señalamiento, había sido trasladada a otra unidad en el Municipio de Ponce, por lo que no realizaba las labores objeto de señalamiento”, informó en un comunicado de prensa.

“Nos reiteramos que siempre estaremos en la disposición de cooperar con la Oficina del Contralor y al Departamento de Justicia y cualquier agencia concerniente para promover y procurar la sana administración pública y el buen manejo de los fondos”, dijo Meléndez Altieri.

El Informe cubrió el periodo del 12 de enero de 2009 al 30 de junio de 2014, y es el sexto y último informe de las auditorías realizadas al Municipio de Ponce.