Cooperativa de costureras genera empleos en la montaña

Por Angelique Fragoso Quiñones

angelique.fragoso@esnoticiapr.com

 

El cierre de la industria textil en la que cosían togas no las amilanó ni las llevó a la oficina del desempleo.

Un grupo de mujeres decidió, hace dos años, mantener su pasión por la aguja y el hilo y se organizó en lo que se conoce como la Cooperativa Industrial de la Aguja, mejor conocida como Ciacoop.

El sexteto de costureras, ahora con un empleo bajo el sistema de cooperativas, se dedica a realizar togas y diversas prendas de vestir en especial uniformes y camisetas, esto a petición de sus clientes.

Severina Solís, tesorera de la Ciacoop, explicó que la decisión de organizarse como cooperativa surgió luego que el hoy senador José Vargas Vidot, llegará a la antigua empresa en la que trabajaban en busca de un birrete.

“Vargas Vidot necesitaba un birrete, fue a la fábrica de togas y se topó con que estaba cerrando, eso le impactó y se fue con esa preocupación. Nos instó a formarnos como cooperativa de trabajadores. Llegaron personas a ayudarnos y la organizamos sin tener mucho conocimiento sobre el sistema cooperativo”, relató Solís.

En el trayecto recibieron ayudas para educarse sobre cómo conformar una cooperativa de trabajadores, talleres que les ofreció el Instituto de Cooperativas de la Universidad de Puerto Rico.

 

Industria en crecimiento

En medio de la crisis económica que enfrenta el País, el mantener la operación de la cooperativa ha sido complicado para sus miembros, pero en su segundo año han visto una mejoría en las ventas gracias a las referencias de sus clientes y a su exposición en las redes sociales.

“Hemos tenido que luchar bastante el primer año, fue bien duro, pero nos ha ido mejor”, expresó Ruth Martínez, presidenta de Ciacoop, al destacar que tienen muchos pedidos de uniformes, camisas y otras piezas de vestir para el regreso a clases.

“Llevamos trabajando dos años; según pasa el tiempo vamos mejorando, ya sea por la página (redes sociales) o por referencia, la voz se sigue corriendo como dicen; empezamos haciendo togas, pero durante todo el año nos piden otras cosas para las escuelas”, añadió Solís sobre cómo se han acoplado a las peticiones de sus clientes para hacer crecer su cooperativa.

Togas, uniformes, camisas de educación física y polos escolares son algunos de los textiles que confeccionan especialmente para la temporada de regreso a clases.

Asimismo, durante todo el año, uno de los mayores atractivos son las camisetas o polos personalizadas para diferentes instituciones, desde grupos y asociaciones, cooperativas y otros negocios.

Ciacoop se encuentra ubicada en la avenida José de Diego, en Cayey. Opera de lunes a viernes de 7:00 am. a 3:30 pm. Puede llamar al 787-738-4689 o acceder a www.ciacoop.wix.com