Cooperativa Rodríguez Hidalgo pone la mira en las PYMES

 

La Cooperativa Cristóbal Rodríguez Hidalgo fue incorporada por un grupo de exmilitares que determinó agruparse en una cooperativa y toman el nombre de un coameño caído en la Primera Guerra Mundial.

Cooperativa Rodríguez Hidalgo tiene 55 años de servicios que divide en tres períodos. El primero de ellos fue la incorporación y desarrollo en territorio coameño.

En el segundo período (1999) adquirieron y construyeron las actuales facilidades en las que operan sus oficinas centrales, en la comunidad San Antonio.

Durante ese tiempo, específicamente en el 2007, adquirieron la entonces Cooperativa Valvanera, con la que ingresaron unos 3,000 socios y aproximadamente $20 millones en activos.

El tercero de esos períodos fue salir de las lindes de Coamo a territorio de Santa Isabel, lo que ocurrió en mayo pasado con nuevas facilidades enfocadas en brindar servicios y asesoría financiera a los pequeños negocios.

La inauguración de las nuevas facilidades, en un centro comercial de Santa Isabel, estaban planificadas para septiembre de 2017, pero con el paso del huracán María fueron pospuestas para el pasado 11 de mayo.

“En esas nuevas facilidades, adicional a los préstamos tradicionales nos especializamos en crédito comercial, que es un área de gran crecimiento”, destacó Miguel Ángel Dávila González, presidente de la Junta de Directores de la Cooperativa.

 

Solidez

Santos Torres Colón, presidente ejecutivo junto a Miguel A Davila, presidente  de la Junta Directores. Fotos: Tony Zaya

La Cooperativa Cristóbal Rodríguez Hidalgo actualmente tiene $90 millones en activos y cuenta 9,500 socios, resaltó el presidente ejecutivo Santos Torres Colón. La institución genera 35 empleos directos con tres sucursales.

El crecimiento de esta Institución, enfatizó, responde a la confianza que tiene el pueblo en las cooperativas, algo que han demostrada con el aumento en los depósitos que ha tenido el movimiento. “Es una confianza que hemos ganado y se ha demostrado”, dijo.

Las cooperativas fueron las primeras instituciones financieras que estuvieron disponibles para dar servicio a los socios, en su mayoría dinero en efectivo, tras el paso del huracán María en septiembre de 2017.  La misión de la CRH es mejorar cooperativamente las condiciones de vida de la comunidad que sirven, enfatizó Dávila González.

La Cooperativa Cristóbal Rodríguez Hidalgo no se detiene. Los próximos pasos van dirigidos ampliar los servicios con más y moderna tecnología. “Como proyecciones tenemos el desarrollo de un nuevo sistema tecnológico que nos va ayudar a dar el servicio que queremos dar, especialmente en el área comercial. Nos estamos enfocando en los servicios tecnológicos, desde Homebanking hasta telefonía”, resaltó Torres Colón.

Explicó que muchas personas piensan que no tener cerca una cooperativa limita su capacidad para hacer transacciones, lo que describió como “completamente falso”.

El Internet facilita a los socios el recibir diversos servicios electrónicamente. “Creemos mucho en la tecnología porque nos permite ese acceso. Si está en Estados Unidos puede hacer cualquier transacción con nosotros”, asegura.

La Institución no descarta adquirir otras cooperativas. “La estrategia de crecimiento está vigente. Entendemos que tenemos la fortaleza financiera para seguir creciendo. Entendemos que dentro el movimiento hay muchos planes de consolidación y esperamos poder ayudar en todas esas consolidaciones a nuestro movimiento cooperativo”, dijo Torres Colón.

“Nuestros mensajes para los coameños y pueblos limítrofes, en el Mes de Cooperativismo, es uno de esperanza en nuestras empresas cooperativas. El mensaje para los no socios es que aprovechen la gran oportunidad de ser socio de una gran empresa”, expresó.