Cooperativas tras certificación para recibir becas federales

Por Sandra Caquías Cruz

redaccion@esnoticapr.com

 

COAMO – Un grupo de presidentes y directivos de cooperativas de ahorro y crédito recién recibió un taller que le permite encaminar el proceso de certificarse para recibir unas becas federales que les permitirá poner recursos económicos a la disposición de personas y entidades de escasos ingresos.

Solo la Cooperativa la Sagrada Familia logró completar el proceso de certificarse y tener acceso a dichos fondos. Otras cuatro cooperativas ya comenzaron el proceso y recibieron fondos.

El taller y la asistencia para completar la documentación lo ofreció la Federación Nacional de Cooperativas de Desarrollo Comunitario, quienes viajaron a Puerto Rico para ofrecer asesoría y ayuda técnica en el proceso.

“La idea de acceder fondos es porque el Departamento del Tesoro, después del huracán (María), nombró a Puerto Rico como zona de desastre, entonces hay fondos específicos para la Isla”, Alejandra Seluja, consultora del programa del Departamento del Tesoro.

Explicó que hay dos tipos de becas: una para equipo y subsidiar al personal de la cooperativa y la otra es para productos financieros, como préstamos. “Depende de la estrategia de la cooperativa y dónde necesite ese dinero”, indicó.

“Queremos apoyarlos para que puedan acceder a dinero que está accesible, para que llegue a los consumidores (socios)”, dijo Seluja.

Las cooperativas de ahorro y crédito son las que tienen acceso directo a esos fondos, pero pudieran firmar alianzas para disponer de ese dinero a comunidades o entidades de escasos recursos.

Santos Torres, presidente ejecutivo de la Cooperativa Rodríguez Hidalgo, destacó que el taller “nos da la oportunidad de conocer cómo se radican las certificaciones para tener acceso a estos fondos”. Explicó que ese dinero permitirá a las cooperativas ofrecer servicios más económicos a personas de bajos recursos.

Luis Caballero, quien también ofrecía la orientación en las facilidades de la Cooperativa de Ahorro y Crédito Rodríguez Hidalgo, explicó que el programa está diseñado para hacer alianzas con otras entidades que no son organizaciones financieras, pero que pueden brindar servicios a los clientes o las comunidades a las que sirven.

“Es un dinero que está disponible simplemente tiene que hacer el proceso de solicitarlo y lo más probable que se los den”, dijo Seluja, quien explicó que esta beca es un subsidio gubernamental para que las cooperativas puedan recuperarse o puedan prestar servicios a una comunidad en particular.

La razón por la que otras cooperativas no lograron certificarse fue el poco tiempo que tuvieron para completar el proceso tras el paso del huracán María, señaló Seluja.

Mientras, el director de la Asociación de Ejecutivos de Cooperativas, José Julián Ramírez Ruiz,  explicó que ese dinero puede ser utilizado para mejoras de las facilidades de la cooperativa como, por ejemplo, la instalación de placas solares para mantener operaciones en desastres como el huracán María.

Esas becas, así las denominan porque las cooperativas no tienen que regresar ese dinero al gobierno federal, puede ser para la otorgación de préstamos a entidades sin fines de lucro o personas de escasos recursos.

El dinero, según se explicó, es prestado a intereses sumamente bajos y el dinero de la beca se utiliza como un colateral.

Edith William Alicea, presidente ejecutivo de la Cooperativa Sagrada Familia, única con la certificación, explicó que dichos fondos son para promover el desarrollo comunitario.

“Están dirigidos a atender aquellas personas que no son servidas por la banca tradicional. Son personas que no tiene suficiente crédito o que tiene unas necesidades especiales y con estos fondos podemos ayudarlas”, indicó.

Con la aprobación de la certificación, explicó Alicea, le permitieron hacer proyectos en toda la isla. “Podemos impactar comunidades en todo Puerto Rico”, destacó.

Mencionó que entre las comunidades que están impactando tienen un proyecto de incubación microempresas en Guaynabo, un grupo de artesanos en Corozal y como plan estratégico se proponen desarrollar una egida.

“Estamos estableciendo diferentes alianzas para ayudar a las comunidades”, aseguró.

El director de la Asociación de Ejecutivos de Cooperativas insistió en que es importante que las cooperativas se certifiquen y soliciten esos fondos. “Tenemos todos los elementos para cualificar y ser certificados como una Institución Financiera de Desarrollo Comunitario”, señaló.

Señaló que las becas son otorgadas en los diversos estados y las cooperativas de Puerto Rico no habían solicitado las mismas aun cuando cualifican para hacerlas disponibles a las comunidades.

Once cooperativas están en ruta para certificarse.