Cuatro pasos que debe seguir al sufrir una caída

Por Charles M. Briere-Bello

Abogado

 

Son varias las acciones que deben tomar los ciudadanos cuando resultan lesionados en accidentes de vehículos de motor, por negligencia médica o al caerse en un lugar público o privado. Hoy los orientaré sobre los pasos a seguir ante cualquiera de estas situaciones.

A diario, muchas personas sufren lesiones en Puerto Rico causadas por la negligencia de otra persona, del gobierno y entidades privadas, pero no saben qué hacer. 

Al ocurrir estos incidentes algunos ciudadanos sufren lesiones leves, otros lesiones graves y algunos, desafortunadamente, fallecen. Hoy les proveemos al lector varios datos para esas personas que no tienen una idea clara de cuáles son los pasos a seguir para reclamar sus derechos al sufrir una lesión.

En primer lugar, una persona que sufre una caída lo primero que debe hacer es determinar por qué sufrió el incidente.  Es sumamente importante tratar de determinar la causa de la caída.

Una vez encontrada dicha causa, es ideal tomar fotografías de la condición que causó el accidente.  No sea tímido, tome cuantas fotografías entienda sea necesario para poder explicar luego, con detalles, cómo ocurrió el incidente.  Es ideal revisar con cuidado las condiciones del lugar.  De esta manera comienza el proceso para preservar evidencia.

En segundo lugar, si alguna persona, empleado o buen samaritano le ayudó a levantarse, pídale cortésmente su nombre, dirección y teléfono. Tomar dichos datos de algún testigo le será sumamente útil.  Eso evitará que entidades inescrupulosas posteriormente nieguen la ocurrencia del accidente y si decide presentar una reclamación legal ya tendría un paso adelantado en cuanto a evidencia se refiere.

El tercer aspecto a considerar, solicite o llame a una ambulancia.  Tal vez entienda que no la necesita, pero debe tener cuidado de que dicha caída no le haya causado una fractura o un daño mayor que pueda complicar su situación de salud.

El profesional entrenado en ese asunto es el paramédico, quien tiene la preparación y los equipos para hacer un cernimiento inicial.  Ante la duda, solicite o llame a una ambulancia.

En cuarto lugar, llame al 911 para realizar una querella con la Policía de Puerto Rico o con la Policía Municipal. Dependiendo de la situación, muchas veces el retén envía un agente al lugar donde ocurre el incidente para tomar los datos necesarios y realizar un reporte policiaco.

En ocasiones, el Policía podría tener la oportunidad de observar la causa de su caída y le podría servir de testigo.  Esto cobra relevancia en los casos en que no hay testigo presencial o que no quieran dar información.

Por lo tanto, no importa si usted cree que tiene o no tiene un caso, es recomendable que consulte con un abogado de accidentes. 

En la próxima ocasión hablaremos sobre los pasos que debe seguir para evitar que su caso caduque.   Hasta la próxima. 

Deja un comentario

*