Cuidado al exponerse a los rayos del sol

Por Sandra Torres Guzmán

redaccion@esnoticiapr.com

Tiene el tamaño de un gandul, crece de manera asimétrica con bordes irregulares y no mantiene un color uniforme.

Así es como a simple vista se puede sospechar que se trate de un melanoma, el tipo de cáncer menos común. Sin embargo, es el más peligroso. A este tipo de cáncer se le atribuye la mayoría de las muertes asociadas a esta enfermedad.

Especialistas en cáncer de piel recomiendan evitar la exposición al sol entre 10:00 de la mañana a 4:00 de la tarde, a menos que la persona use protector solar, sombrero, vestimenta adecuada y gafas de sol.

“Estamos expuestos al sol constantemente, inclusive, aunque esté nublado. Siendo el período entre las 11:00 de la mañana y las 2:00 de la tarde cuando el sol está más directo y causa más problemas”, destacó la doctora en medicina, Lilliam Rivera Rivera, decana asociada de la Escuela de Medicina de Ponce.

Aunque la mayoría de los casos de cáncer de piel se registran en adultos mayores de más de 60 años de edad, la especialista en pediatría presentó algunas recomendaciones para prevenir la enfermedad, sin dejar de disfrutar de las actividades al aire libre.

“El primer paso es aplicar bloqueador solar de 15 SPF en adultos y en niños de más de 30 SPF a quienes se les debe aplicar generosamente y frecuentemente cada hora y media especialmente si están en la playa, así que usted asegúrese de traerlos para volverles a aplicar el bloqueador solar”, explicó Rivera Rivera.

Advirtió que la exposición al sol en infantes no debe ser mayor a media hora, por lo que deben resguardarse en sombrillas de playa, toldos y buscar zonas donde haya sombra.

Entre las señales que se deben observar a la hora de exponer los niños al sol está el comportamiento del menor, particularmente los más pequeños.

“Los bebés, cuando están molestos se ponen irritables, quejosos. De hecho, cuando usted ve la piel roja eso es una quemadura de primer grado y no debe tomarse a la ligera porque tiene importancia y aumenta la pérdida de líquido a través de la piel”, alertó.

Los adultos también deben tener presente que “las burbujas en la piel son quemaduras de segundo grado, una insolación”.

Mantenga su niño hidratado. Un aspecto que subrayó la pediatra es la hidratación de los menores. “El porciento de agua en un niño es menor que el porciento de agua en el cuerpo de un adulto”, indicó.

Explicó que es necesario que todo el tiempo se esté reemplazando esa agua que pierde el niño. “No estoy hablando de jugos o refresco porque todo lo que es azucarado va a acelerar la pérdida de agua en la orina”, advirtió.

 

Consejos sobre la seguridad del sol

  • Quédese en la sombra, en especial, durante las horas del mediodía.
  • Proteja la piel expuesta con ropa.
  • Use un sombrero de ala ancha para cubrirse la cara, la cabeza, las orejas y el cuello.
  • Use lentes de sol que envuelvan el rostro y que en lo posible bloqueen el 100% de los rayos UVA y UVB.
  • Póngase filtro solar con un factor de protección solar (FPS) 15 o más alto y que contenga protección contra los rayos UVA y UVB.
  • Recuerde volver a aplicarse protector solar como mínimo cada dos horas y cada vez que vaya al agua, sude o se seque.

 

Datos breves sobre el cáncer de piel

  • Aunque el día sea fresco y nublado, usted necesita protección solar. Son los rayos UV, no la temperatura, lo que causa el daño.
  • La piel bronceada es piel que ha sufrido daños. Cualquier cambio en la coloración de la piel después de haber estado al aire libre, ya sea por quemadura solar o bronceado, es una señal del daño causado por los rayos UV.
  • Cualquier persona puede contraer cáncer de piel, aunque algunos factores hacen que el riesgo sea mayor.
  • El bronceado en interiores conlleva exposición a los rayos UVA y UVB, los que dañan la piel y pueden ocasionar cáncer.
  • Un cambio en la piel es el síntoma más común de cáncer de piel. Estos cambios pueden ser una lesión nueva que le salió en la piel, una llaga que no cicatriza o un cambio en un lunar.
Fuente: Centro para el Control y Prevención de Enfermedades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.