Culpable por estafa que llevó a la ruina a Westernbank de Puerto Rico

Por CyberNews

Las autoridades federales anunciaron que Jack Kachkar, un residente de la Florida, fue declarado culpable el lunes por un jurado federal por su papel en un esquema de para defraudar $100 millones a Westernbank de Puerto Rico, lo que conllevó al colapso final de esa institución bancaria.

El acusado también fue condenado por un esquema de $3 millones para defraudar a Mellon United National Bank de Miami.

El fiscal general de la División Criminal del Departamento de Justicia, Brian Benczkowski, informó el suceso.

Además, junto a Benczkowski, participaron del anuncio la fiscal federal Ariana Fajardo Orshan del Distrito Sur de Florida, el inspector general Jay Lerner, de la Oficina del Inspector General, Federal Deposit Insurance Corporation (OIG-FDIC), el agente especial a cargo de Michael de Palma, de Investigaciones Criminales del IRS (IRS-CI) para Miami y Puerto Rico, agente especial a cargo de Inmigración y Seguridad Nacional de Investigaciones de Aduanas (HSI) en San Juan, Iván Arvelo de y el agente especial a cargo de del FBI de San Juan, Douglas Leff.

“Jack Kachkar diseñó un esquema de fraude masivo que llevó directamente a la falla de un importante banco de Puerto Rico con más de 1.500 empleados”, dijo el asistente del fiscal general Benczkowski mediante comunicación escrita.

“El fraude de Jack Kachkar causó un daño sustancial a los 1,500 empleados de Westernbank y el pueblo de Puerto Rico”, dijo el Fiscal Federal Fajardo Orshan. “La Oficina del Fiscal de Estados Unidos sigue comprometido con el enjuiciamiento de esas personas y empresas que utilizan Miami y otras comunidades del sur de la Florida como su base para operar esquemas de fraude multinacionales”, añadió.

Según se informó, Jack Kachkar, de 55 años, fue declarado culpable de ocho cargos de fraude electrónico que afectaron a una institución financiera, después de un juicio de tres semanas ante el juez de distrito Donald Graham, del Distrito Sur de Florida. Kachkar será sentenciado por el juez Graham el 30 de abril de 2019.

“El veredicto de hoy sostiene que el acusado fue responsable de crear estrategias fraudulentas que resultaron en más de 100 millones de dólares en pérdidas a las instituciones aseguradas y la FDIC como receptor”, dijo el inspector general Lerner.

“IRS Investigación Criminal siempre perseguirá las investigaciones de este tipo, donde el señor Kachkar, para su propio beneficio personal, orquestó un esquema tan grande a costa de uno de los bancos más grandes de Puerto Rico y sus 1.500 empleados”, dijo por su parte, de Palma.

“La avaricia de este acusado era lo suficientemente potente como para destruir un banco, llevándose consigo los puestos de trabajo de aproximadamente 1,500 ciudadanos que trabajaron duro a Puerto Rico”, dijo Leff.

Explicó que, según las pruebas presentadas en el juicio, de 2005 a 2007, Kachkar se desempeñó como presidente y CEO de Inyx Inc., una empresa de fabricación farmacéutica multinacional que cotiza en la bolsa. A principios del 2005, Kachkar negoció con Westernbank para entrar en una serie de acuerdos de préstamo a cambio de una garantía sobre los activos de Inyx y sus subsidiarias. En virtud de los acuerdos del préstamo, Westernbank acordó adelantar el dinero basado en las facturas de los clientes de Inyx de ventas “reales y auténticas” a los clientes Inyx, según las pruebas demostraban.

La evidencia mostró que Kachkar orquestó un plan para defraudar a Westernbank presentando facturas falsas de clientes en el Reino Unido, Suecia, Noruega, Libia y en otros lugares con el fin de calmar a Westernbank para continuar con el cobro de dinero de préstamos para Inyx. De hecho, estos prestamistas no habían puesto de acuerdo para pagar el préstamo de Westernbank. Kachkar hizo representaciones falsas y fraudulentas a los ejecutivos de Westernbank que tenía garantías adicionales, incluidas supuestas minas en México y Canadá por valor de cientos de millones de dólares, para inducir Westernbank a prestar fondos adicionales, según las pruebas demostraban. De hecho, esta garantía adicional valía apenas una fracción de la representada por Kachkar.

Kachkar causó que Westernbank le prestara aproximadamente $142 millones basado principalmente en facturas falsas y fraudulentas de los clientes. La evidencia demostró que el acusado desvió decenas de millones de dólares para su propio beneficio personal, incluyendo la compra de, entre otras cosas, un avión privado, casas de lujo en Key Biscayne y Brickell, Miami, coches de lujo, hotel de lujo y extravagantes joyas y gastos de ropa.

En o alrededor de junio de 2007, Westernbank declaró el préstamo en mora y en última instancia sufrió pérdidas superiores a 100 millones de dólares en los préstamos a Inyx. De acuerdo con la evidencia del juicio, estas pérdidas desencadenaron una serie de acontecimientos que condujeron a la insolvencia de Westernbank y su colapso final. En el momento de su colapso, Westernbank tenía aproximadamente 1,500 empleados y fue uno de los bancos principales de Puerto Rico.

Además, las pruebas demostraron, que, a sabiendas Kachkar depositó un cheque de 3 millones de dólares al Banco Mellon de la supuesta venta de su avión privado. En el momento de su depósito, basada en la evidencia presentada, Kachkar sabía que el cheque no tenía ningún valor. De hecho, el acusado accedió a vender su avión a un comprador diferente. Después de recibir un crédito provisional para el cheque de Mellon Bank, el acusado usó todo el crédito provisional, que incluye una línea de 1 millón de dólares a su cuenta personal en Canadá. A petición del Banco Mellon para revertir el dinero, Kachkar se negó a hacerlo, lo que resultó en una pérdida de al menos 1 millón de dólares a Mellon Bank, según demostraron las pruebas , informaron las autoridades federales.

Este asunto fue investigado por la FDIC-OIG, IRS-CI, HSI y el FBI.

El caso está siendo procesado por el fiscal Litigante Michael O’Neill, de la Sección de Fraude de la División Criminal y el fiscal federal auxiliar Michael Berger, del Distrito Sur de Florida.